Qué dijo Torres Otarola para evitar el juicio

Dos horas y media habló –a través de videoconferencia- la exministra de Familia y Desarrollo Social.

“Los volvería a elegir”, dijo María Cecilia Torres Otarola respecto de quienes fueron sus colaboradores cuando era ministra provincial hasta el año 2020. Los mismos llegaron con ella a la audiencia preliminar celebrada este miércoles en Rawson para definir si irán a juicio malversación de fondos públicos.

Torres Otarola destacó la confianza y fidelidad de su equipo de trabajo, negando los hechos ilegales que se le endilgan. También se refirió a aspectos vinculados con su patrimonio; a los gastos personales que significa su militancia en política; a su profesión de terapista ocupacional que desempeñaba en la salud pública en la localidad de Trevelin; a la legalidad de la designación de sus asesores, y al rol de la totalidad del resto de los diputados que oportunamente la avalaron.

Al referirse al origen de la denuncia en su contra, no dudó en contar cuestiones relacionadas con su vida íntima y privada, a la vez que cuestionó a la Fiscalía “por realizar una acusación solo basada en lo moral, cuando solo debió tener en cuenta si se está o no dentro o fuera de la Ley”. Destacó que todas las designaciones que realizó tenían la firma del gobernador Mariano Arcioni y fueron avaladas por las respectivas asesorías legales.

En la audiencia preliminar al juicio por la causa “Ñoquis Calientes” iniciada este miércoles en la Oficina Judicial de Rawson, seis imputados fueron sobreseídos a pedido del fiscal Omar Rodríguez, quien ahora evaluará los dichos de los tres imputados, especialmente Torres Otarola, considerada por la jueza Ivana González como “la principal imputada, ya que de ella se desprenden las demás imputaciones”.

La causa tiene a la exministra y diputada provincial como imputada, junto a otras ocho personas allegadas a ella de manera directa o indirecta. Se cree que todos tuvieron que ver con los ilícitos investigados.

Como conclusión de esta audiencia preliminar que aún no ha concluido, la jueza de garantías será quien deberá resolver si la investigación cumple con todos los requisitos legales para los imputados sean sometidos a juicio oral. El caso que fue considerado “complejo” y es en la etapa de la audiencia preliminar, “el filtro para considerar las pruebas, las imputaciones y el listado de imputados”.

Además de Otarola, fueron procesados oportunamente Jaquelina Rodera, Marcelo Neira, Facundo Solari Rodera, Mara Rodera, Carlos Antonio Cundari, Miguel Angel Reto Trelles, Silvana Adriana Cañumil, Patricia Claudina Antonio y Alberto Gilardino.

En el inicio de la audiencia preliminar fueron sobreseídos Pamela Matamala, Facundo Jofré, Gilardino y Antonio.

Se estima que por las maniobras presuntamente ilegales investigadas ingresaron a la cuenta de Torres Otarola algo más de un millón y medio de pesos entre los años 2016 y 2020. Todos estos detalles se encuentran discriminados en trece hechos donde la víctima resulta ser el Estado Provincial.

La imputación se encuadra en el delito de fraude a la administración pública, en calidad de autora, todos ellos en concurso ideal, además de incumplimiento de los deberes del funcionario público, a su vez concurriendo materialmente, entre ellos, al igual que Jaquelina Rodera, bajo el encuadramiento de los mismos delitos.

En tanto, Mara Rodera, Facundo Solari Rodera, Carlos Antonio Cundari, Miguel Angel Reto Trelles, Marcelo César Neira, por el delito de fraude a la administración pública. Mientras, Silvana Adriana Cañumil fue imputada por el mismo delito pero en dos hechos y como partícipe necesaria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico