Racing no se rindió y se llevó un empate de Rosario

Newell's estuvo dos veces arriba con goles de Leal y Brian Sarmiento de penal, pero La Academia, interinamente conducida por el Lagarto Fleita, decretó el 2-2 a través de Lautaro Martínez y Lisandro López. Paz vio la roja en el local.

Después de una semana caótica, con la caída en el clásico y la salida de Diego Cocca, Racing tomó aire este sábado con un 2-2 en Rosario frente a Newell's en el que mostró síntomas de reacción conducido interinamente por Juan Ramón Fleita. El Rojinegro, por su parte, mostró buenas pinceladas en su presentación previa al clásico.

Si bien fue el local el conjunto que mostró mayor iniciativa, sobre todo en el primer tiempo, La Academia supo sacar fuerzas para empatar el partido dos veces y, aunque sin crear demasiado peligro, logró emparejar las acciones en el complemento.

Juan Musso debió esforzarse al principio ante Luis Leal y Lautaro Martínez empujó en el área a Bruno Bianchi, quien pese a exagerar su caída no logró convencer a Ariel Penel. Hasta que a los 11 minutos Leal cabeceó al segundo palo un córner desde la izquierda para adelantar a los de Juan Manuel Llop.

El dominio leproso continuó con un tiro de Brian Sarmiento que exigió a Musso, aunque a los 20 golpeó a fondo el de Avellaneda con una buena jugada que desembocó en un centro desde la derecha de Andrés Ibargüen que Lautaro definió por el medio.

Newell's, que no aflojaba, volvió a amenazar con un cabezazo alto de Bruno Bianchi, y más tarde Penel cobró el inexistente penal de Miguel Barbieri sobre Víctor Figueroa que Sarmiento cambió por gol a los 32 con un disparo alto y a la derecha de Musso. Sobre el descanso, el mismo Sarmiento, que luego saldría por precaución, pegó un tiro en el palo y Leal se topó con el arquero.

Un complemento con menor ritmo tuvo su máxima emoción a los 18, cuando Lisandro López, que volvía al equipo, cabeceó cruzado un tiro libre pasado desde la derecha para volver a igualar la historia. Y todo se calmó, porque quizás ambos bandos ya habían dejado plasmado su esfuerzo y no veían el empate con tan malos ojos. Por último, a los 38, Nehuén Paz vio la roja en el anfitrión.

De esta manera, Racing podrá respirar algo de paz después de la tormenta y Newell's no echar por tierra su gran triunfo de la fecha pasada frente a River.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico