Raimapo fue golpeado por un boxeador riojano que quedó con preventiva

Lucio Silva fue detenido el viernes sospechado de golpear y robar a Luis Raimapo durante la noche del 10 de septiembre. La víctima murió 48 horas después y el ataque quedó filmado. El agresor ayer recibió tres meses de prisión preventiva.

En la audiencia de control de detención contra Ángel Gabriel Silva, de 30 años, se conocieron detalles del ataque y asesinato del vecino del barrio San Cayetano, Luis Alberto Raimapo, de 56 años.

La víctima era un paciente que se dializaba y que en la tarde del jueves 10 de septiembre después de que se retiró del centro de diálisis se dirigió a la casa de una amiga, en el barrio Las Flores.

Esa noche, cerca de las 22, la víctima descendió por la calle Araucarias hasta la avenida Rivadavia para tomarse un remis y regresar a su domicilio. Allí fue abordado por el sospechoso.

El ataque quedó registrado en las cámaras de seguridad donde Silva -que practica boxeo- golpeó a Raimapo. Este se desplomó de espaldas y se golpeó la cabeza contra el cordón, precisó la fiscal del caso, Camila Banfi.

Después Silva revisó a la víctima y se apoderó de su billetera y el teléfono celular. El hombre herido finalmente regresó a su domicilio a bordo de un remis y al día siguiente fue hospitalizado en grave estado. Raimapo finalmente falleció el sábado 12 de septiembre en el Hospital Regional.

La autopsia forense reveló que fue el hombre murió a causa de un traumatismo de cráneo. El personal de la División Policial de Investigaciones (DPI) primero investigó a la amiga del Raimapo, a quien se le allanó la casa y se le secuestró el celular, pero no se hallaron pruebas en su contra.

No obstante, los investigadores descubrieron que el sospechoso que salía en las cámaras de seguridad con vestimentas particulares caminaba por la calle Araucaria con esas mismas prendas y una mochila. La ropa era la utilizada en la agresión a Raimapo.

Eran “prendas particulares, la mochila con el logo de Puma”, describió la fiscal del caso. Los investigadores identificaron a Silva y también descubrieron que en los perfiles de sus redes sociales subía videos donde se filmaba golpeando una bolsa y practicaba ese mismo golpe “un, dos” con el que derribó a Raimapo.

Otro de los detalles claves de la investigación fue que el celular de la víctima se activó en los lugares donde transitaba Silva. Este fue detenido el viernes durante una serie de allanamientos y ayer Banfi le imputó el delito de homicidio en ocasión de robo.

La fiscal expuso ante el juez la contextura de boxeador del acusado contra la víctima, quien era paciente con insuficiencia renal, más allá de practicar ese deporte en que “la mano le está prohibida”. Y afirmó que el delito que se investiga posee una pena de 10 a 25 años de cárcel en caso que Silva sea condenado.

El juez Jorge Odorisio le imputó el delito expuesto a Silva, impuso un plazo de 6 meses para concluir la investigación y le dictó la prisión preventiva por 3 meses al acusado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico