Recibieron sus ascensos 87 suboficiales de la Policía

El jefe de la Policía del Chubut encabezó ayer a la mañana los ascensos de 87 suboficiales en Comodoro Rivadavia. Durante el acto se destacó la valentía del personal policial de la alcaidía en el rescate de las cinco detenidas afectadas por el incendio ocurrido el 23 de agosto en el pabellón femenino. El momento más emotivo de la ceremonia se vivió cuando la suboficial Cristina Oyarzo, quien lucha por su salud, recibió la solidaridad de sus compañeros de trabajo y palabras de aliento y esperanza por parte del párroco policial.

Junto a toda la plana mayor de la Policía del Chubut, el jefe de esa fuerza Luis Avilés encabezó ayer en el complejo deportivo Huergo la ceremonia de ascenso de 87 suboficiales que prestan servicios en tareas administrativas y de calle.
Entre los ascensos se destacaron a los que llegaron a la máxima jerarquía de esos escalafones como los suboficiales mayores Elvio Chiarella, César Andrade, Abel Real, Jorge Espíndola y Horacio Rocha.
Pero el momento más emotivo de la ceremonia se vivió cuando la suboficial Cristina Oyarzo de la Unidad Regional recibió junto al ascenso, un ramo de flores y la calidez de sus compañeros de trabajo. El párroco policial Adrián Mari, le brindó palabras de aliento y destacó su entrega a la institución como signo de esperanza y lucha por la vida.
Otro de los pasajes más destacados de la ceremonia de ayer fue el reconocimiento que realizó el jefe de policía a todo el personal de la alcaidía por su valentía y acto de arrojo en procura de salvar las vidas de las cinco detenidas que el miércoles 23 de agosto sufrieron las consecuencias de un incendio en el pabellón femenino.
La condecoración principal se la llevó José Daniel Díaz, el suboficial que con una técnica de apnea y control de la respiración, soportó el denso humo y logró abrir los dos candados del pabellón.

RETROACTIVO
El jefe de Policía, durante su discurso, anunció a los suboficiales y oficiales presentes que en una reunión con el Ministerio de Economía de la provincia se aseguró que el pago de los ascensos con retroactivo al mes de enero "están garantizados".
Y a la vez destacó al personal de calle que merece una mención especial, y que la sociedad exige dejar todo por el servicio, incluso a veces "poniendo en jaque valores individuales que ponen en riesgo su familia".
Avilés confesó que es hijo de un suboficial y que la tropa merece el respeto de toda la plana y que por ello se busca "adaptar cada comisaría" para que también tengan el beneficio de mayor descanso a través de la implementación de un nuevo sistema de turnos.
"Marcamos un rumbo en el que consideramos que tendremos mayores resultados si nuestro personal tiene mejor prestancia en condiciones óptimas de trabajo", expuso.
El jefe de Policía también sostuvo que buscará por primera vez para el 7 de diciembre que sus empleados tengan una merecida cena por el Día de la Policía y que se vuelva a entonar luego de mucho tiempo la marcha policial.
Avilés reconoció que para implementar el sistema de cuartos –nueva organización de turnos- hace falta redistribuir personal y también sumar recursos materiales. A la vez, destacó el acompañamiento de los jefes policiales y expresó: "tenemos que ganarle al delito".
Uno de los proyectos que se impulsan desde la jefatura de Policía es solicitar cambios en el Código Contravencional para darle mayor "practicidad" a la tarea de calle con otro tipo de herramientas y que las sanciones por parte del juez de faltas a quienes cometan esas contravenciones sirvan para encauzar las conductas de los infractores, pero también que las sanciones sean económicas, no "tan livianas" y que sirvan como reparación para los gastos que la fuerza policial y el estado realiza en las intervenciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico