Rupturas, consensos, desaires y ciertos condicionamientos

La política de Chubut no renueva actores ni métodos, los eternos que ya no son jóvenes se niegan a resignar protagonismo y para ello diseñan las alianzas más estrafalarias.

Divididos, las pelotas

El bloque de Chubut Somos Todos del Concejo Deliberante oficializó el miércoles pasado, en la sesión preparatoria, la ruptura en la que se hallaba inmerso casi desde el momento mismo en que Ricardo Gaitán y Norma Contreras se sentaron en sus bancas en diciembre de 2015 para representar al partido del exgobernador Mario Das Neves.

Luego de dos años de no congeniar y de dejar en claro en cada sesión que tenían criterios distintos en todo, Gaitán se fue por un lado y Contreras para el otro, pero ninguno quiso renunciar a la sigla partidaria, por lo que el exsecretario de Gobierno se quedó con la denominación a secas, y la abogada de origen radical tuvo que agregarle la palabra “Integración” adelante.

De todas maneras, no está claro por qué eligió esa definición para anteponerla a Chubut Somos Todos ya que, en principio, trabajaría como unibloque, sin integrarse a otras fuerzas o representaciones políticas.

Más cerca

Norma Contreras sí se hizo fuerte en lo que tiene que ver con el territorio y por eso su banca quedó en el lugar dónde antes estaban las dos de Chubut Somos Todos. Como si fuera la ruptura de una pareja tradicional, Ricardo Gaitán agarró su banca y la distanció notoriamente de la de su excompañera de bloque.

A nadie le pasó desapercibido el detalle de que a la hora de mudarse Gaitán haya elegido poner su banca lo más cerca posible del sector del justicialismo, con lo cual por un lado se alejaba sobremanera de su ex, que en el plano territorial sigue cerca de Cambiemos, y se acercó definitivamente al PJ.

Habrá que ver si el lugar elegido por Gaitán fue, como sucede en muchas separaciones, porque allí estaban sus amigos, que lo bancan hasta que consiga un espacio nuevo, o implica que muy pronto el exsecretario de Gobierno será otro que volverá a las fuentes.

Volver a las fuentes

Así se explicó desde la conducción del bloque, que ahora ejerce Guillermo Almirón, la decisión de renunciar al nombre del Frente para la Victoria para ahora denominarse sencillamente Bloque Justicialista.

El nombre de la bancada puede parecer un detalle menor, pero no lo es, y basta con recordar que se trata del primer punto de partida para una identificación. El abandono de la denominación del Frente para la Victoria, en la que varios venían trabajando hace tiempo, tiene que ver con la decisión de efectivamente volver a las fuentes, dejando el kirchnerismo atrás e ir definiendo el futuro de la fuerza política para las elecciones propias.

De todos modos hay que decir que varios de los que apostaron por el cambio de nombre, como el propio Almirón, no reniegan de las gestiones de Néstor y Cristina. Es más el concejal fue quien sustentó a Néstor Hourcade, candidato prácticamente de Unidad Ciudadana dentro del PJ, en la pasada interna para elegir al candidato a la diputación nacional.

Con el cambio de nombre, en lo interno se retiene a Mario Soto y se logra acercar casi definitivamente a Ricardo Gaitán, aunque siga con su unibloque, y se avanza como se dijo en una definición para 2019, donde si bien se sigue alineado con Carlos Linares, se va marcando un pensamiento propio.

El único que se opuso al cambio de nombre de manera encendida, y perdió a la hora de la votación fue el concejal Nicolás Caridi quien, respetuoso de la mayoría, aunque convencido de tratarse de un error, aceptó la decisión y la mantendrá hasta que dure su mandato.

Tomando distancia

Luego del discurso del gobernador Mariano Arcioni en la Legislatura de Rawson, el intendente de Comodoro Carlos Linares; el titular del PJ, Ricardo Mutio; y el exintendente Néstor Di Pierro, se acercaron a las oficinas del bloque justicialista de la Legislatura. No fueron los únicos, ya que allí también estuvieron –entre otros- Carlos Eliceche y Norberto Yauhar.

La intención de la dirigencia era bajar línea de manera efectiva y directa, ya que hasta entonces solo se utilizaban los medios para referirse a la “conveniencia” de que la bancada peronista, pese a estar en desacuerdo con el Pacto Fiscal, lo vote para darle gobernabilidad a Arcioni.

La reunión no llegó a cristalizarse porque, apenas comenzada, los diputados Javier Touriñan, Blas Meza Evans, Alejandra Marcilla y José Grazzini se levantaron para no volver, dejando más que desairados a la conducción que quería imponer sus razones.

Luego de casi 40 minutos de espera, Linares, Di Pierro y compañía dejaron el bloque, donde Gabriela Dufour, Viviana Navarro, David González y Gustavo Fita hicieron todo lo posible para que la partida de los otros diputados no fuera tomada como lo que fue: una clara toma de distancia de la conducción partidaria.

El que vuelve

Tras el desaire que les hizo como presidente del bloque del PJ a los eternos dirigentes de su partido en Chubut, el diputado Javier Touriñan regresó a Comodoro, donde este fin de semana tenía pensado reunirse con el exintendente Martín Buzzi, quien cada vez más está convencido de contar con apoyo suficiente como para aspirar a recuperar el sillón en el que se apoltronó entre 2007 y 2011. En su círculo íntimo sostienen que de los últimos jefes comunales que tuvo Comodoro fue el que más logros tiene para exhibir. En el haber incluyen al Predio Ferial y al Centro Cultural.

El grupo de apoyo

El viernes, aprovechando la presencia de la mayoría de la dirigencia en el valle por el discurso del gobernador, se hicieron varias reuniones. Una de las más significativas es la que se realizó en el quincho de la casa del exvicegobernador Gustavo Mac Karthy en Trelew.

El referente del Frente de Agrupaciones Peronistas abrió las puertas de su casa a los intendentes Carlos Linares y Adrián Maderna; al exintendente de Comodoro Néstor Di Pierro; a Carlos Eliceche, Norberto Yauhar; al sindicalista Héctor González y al empresario periodístico Jorge Nadim Bestene. También estuvieron los dasnevistas Gonzalo Carpintero y Máximo Pérez Catán.

El intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, no pudo hacerse presente pero transmitió mensajes de apoyo a la reunión, en la que se siguió avanzando en una integración electoral futura del peronismo y parte del dasnevismo.

En el encuentro también se pusieron condiciones para apoyar a la gestión del gobernador Mariano Arcioni, que hasta el momento no pudo conseguir el aval de los tres diputados del Frente de Agrupaciones ni de los peronistas para aprobar el Pacto Fiscal.

A cambio

Luego de esta reunión amplia, los comensales del encuentro de la casa de Mac Karthy conformaron una mesa chica, integrada por Carlos Linares, Néstor Di Pierro, Máximo Pérez Catán y Adrián Maderna, que fue la que se acercó casi sobre la medianoche del viernes para hablar con el gobernador Mariano Arcioni.

El mandatario, que todavía estaba exultante con su discurso, recibió con su clásica sonrisa a quienes le transmitieron su apoyo en función de la gobernabilidad y hasta le llegaron a adelantar que ya estaban los votos para la aprobación del Pacto.

Cuando Arcioni se estaba poniendo contento con la novedad, de inmediato se le dijo que para conseguir esos apoyos era imperioso que “vos, Mariano, te dejes ayudar. De lo contrario es imposible”, y se sugirieron nuevos cambios en el gabinete.

La reunión se terminó cuando quedó claro que uno de los cambios que le pidieron a Arcioni es la partida del ministro Coordinador de Gabinete, Sergio Mammarelli, hombre en el que el gobernador, junto a Rafael Cambareri, depositó toda su confianza para reconducir el gobierno tras el fallecimiento de Mario Das Neves.

Con apoyos así

En su discurso, además de los invitados especiales, militantes de otras agrupaciones y dirigencia, el gobernador Mariano Arcioni fue apoyado por las banderas de Petroleros y la UOCRA de Comodoro Rivadavia.

Durante todo el discurso, y cada vez que fue necesario, los "muchachos" hicieron sonar sus redoblantes, aplausos y agitaron las banderas para acompañar entusiastamente las palabras de Arcioni.

El problema fue el regreso a Comodoro donde, al parecer entonados por tanta participación política, la columna de la UOCRA se reaprovisionó de bebidas y víveres en la estación de servicio de Uzcudum, que fue literalmente saqueada.

La partida de los trabajadores de la construcción fue, como se estila en estos casos, veloz pero no pudieron impedir que se radicara una denuncia en su contra porque, a poco de partir, en la misma estación paró el titular de Petrominera, Jorge Avila, quien enterado de la situación, realizó las acciones correspondientes para que los saqueadores sean al menos demorados por la Gendarmería en el puesto norte de ingreso a Comodoro.

Lo dejó en silencio

El jueves por la noche, comenzando con la maratón de reuniones que se iban a desarrollar en el valle, el intendente Carlos Linares concurrió a una cena en una peña de Madryn donde habitualmente se juntan dirigentes políticos y deportivos.

Linares aprovechó la ocasión para insistir en la necesidad de avanzar en un frente de unidad con el cual se deje atrás al internismo en el justicialismo que, aseguró, es lo que impidió que Ricardo Fueyo obtuviera una banca para ser diputado nacional.

Envalentonado, el jefe comunal incluso insinuó que el candidato no había recibido el apoyo que se esperaba para la general de los sectores que trabajaron, en las PASO, para otros precandidatos. Conciente de que era uno de los destinatarios del mensaje, el exviceintendente de Puerto Madryn, Ricardo Lázaro, pidió la palabra.

En pocas palabras, le recordó a Linares que en su ciudad su sector y Nancy González impusieron la candidatura de Néstor Hourcade por sobre la de Fueyo, apoyada en lo que a esa localidad se refiere por la línea de Eliceche, e incluso la de Héctor González, con lo que le recordó quién es quién en Madryn.

El aplausómetro

Uno de los servicios que ofreció la Subsecretaría de Medios de la provincia fue una medición y evaluación de la cantidad de aplausos que, durante su discurso, recibió el gobernador Mariano Arcioni.

El parte informativo indica, con precisión, que el número de aplausos fue 32 y que el mayor de todos fue cuando recordó que Mario Das Neves ganó 12 elecciones provinciales consecutivas, entre 2002 y 2015.

Arcioni mencionó al fallecido gobernador durante su alocución en 9 ocasiones, y contó además con un fuerte acompañamiento de trabajadores del sector petrolero, “que se hicieron sentir a través de sus palmas cuando el mandatario proyectó para el presente año una mejora, aunque leve, para la actividad hidrocarburífera", se indicó en el informe estadístico.

Primeros apoyos

El exgobernador y exintendente Martín Buzzi continuó la semana que pasó con las reuniones, que inició meses atrás con la intención de posicionarse con firmeza de cara a una candidatura para la intendencia en 2019.

En el salón de Bienes Raíces, Buzzi se encontró con algunos dirigentes de las agrupaciones Vanguardia Peronista y La Escalante, que es orientada por el médico y exdirector del Regional, Eduardo Wassermann. En el encuentro, donde estuvo secundado por sus exministros Rubén Zárate y Rosa González, se habló sobre el proyecto para la ciudad y también del escenario provincial, donde varios le piden a Buzzi que juegue de lleno.

Se tienen fe

Quien tampoco oculta sus intenciones de ser candidata es la diputada nacional Ana Llanos quien, dicen, ya tiene miles de Anitas para desparramar en cada uno de los barrios de la ciudad.

Daniel Carrizo, desde el dasnevismo y el IPV Comodoro, también sigue convencido de sus potencialidades y lo mismo pasa con el petrolero y diputado provincial Mario Mansilla. Todos y todas tienen ganas de enfrentar al candidato oficialista que designe Linares.

Referente propio

La diputada provincial Cecilia Torres Otarola ("la Chechu") no deja de sorprender a partir de los alineamientos que va adoptando desde que en diciembre de 2015 accedió a su banca en la boleta del Frente para la Victoria. Oriunda de la cordillera, en principio se encolumnó detrás del intendente comodorense Carlos Linares, con quien rompería no hace mucho. A partir de entonces decidió que tampoco tenía mucho que hacer con Javier Touriñan, Blas Meza Evans y Gabriela Dufour y optó por el clásico "unibloque". En la semana que pasó también se posicionó a nivel nacional. Su referente en tal categoría es el expresidente Eduardo Duhalde, con quien se sacó una foto para difundir luego profusamente. Justo en los días en que el exvicepresidente de Carlos Saú l Menem comparó la actual situación argentina con la previa al nefasto 2001, lo cual poca gracia le hizo al actual Presidente y al círculo que con él convive en "macrilandia".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico