Santa Cruz: Descontrolado incremento de las tarifas de energía y agua

A partir de febrero las facturas digitales que emite la empresa provincial Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE) dejaron de tener impreso el rótulo por el cual se hacía referencia que los servicios de energía eléctrica y de agua para diferentes sectores de la población estaban subsidiados.

Para colmo ahora en las oficinas de la empresa se les dice a los usuarios que se están realizando ajustes que no se hicieron en la gestión provincial anterior.

Y por si esto fuera poco, en el caso de las tarifas eléctricas, el gobierno nacional autorizó una suba del 150 % para industrias, comercios y grandes usuarios, pero a ese segmento de consumidores la suba les llega incremento que en muchos casos oscila en el 500%.

A modo de ejemplo, en Caleta Olivia un local de oficina de un ambiente al que tiene bajo consumo eléctrico y agua recibió a principios de enero una factura de 7 mil pesos y la que vence a principios de marzo se fijó en más de 38 mil (foto).

En esa misma línea, de acuerdo a consultas efectuada por El Patagónico, una vinoteca pagaba 30 mil y ahora deberá abonar 300 mil, en tanto que a una emisora radial le llegó una deuda de 100 mil pero hay otros comercios menores en lo que no hubo variación del costo por ambos servicios, lo cual indica que hay un gran descontrol.

FACTURA.jpeg

En tanto, la Cámara de Comercio local, que en la práctica es un sello de goma institucional, solo expresó una tibia queja y no por algo desde hace tiempo se creó un grupo de “Comerciantes Unidos” que estaban tratando que solicitar a la comuna una reducción de los impuestos generales cuando les cayó el fuerte aumento de la luz y el agua.

Además, de este último servicio hay muchas quejas en Caleta Olivia ya que la distribución por red es inestable y tanto los propietarios de viviendas como de comercios gastan fortunas en comprar agua a propietarios de camiones cisternas.

La preocupación es más que significativa dado que debido a la sideral estampida inflacionaria las ventas cayeron abruptamente y no son pocos los comerciantes que evalúan la posibilidad de bajar las persianas.

QUE DICE SPSE

A raíz del cariz de las quejas de usuarios, el gobierno de Santa Cruz, a través de SPSE, se vio obligado a emitir un comunicado de prensa cuyos principales párrafos se reproducen a continuación.

“El gobierno nacional dispuso un aumento de la tarifa eléctrica para industrias, comercios y grandes usuarios que comenzará a regir en febrero y alcanza a empresas, industrias y comercios”.

“Estos datos, se conocieron luego que el Ente Regulador de la Electricidad (ENRE) publicara, en el Boletín Oficial, el nuevo cuadro tarifario”.

“Los nuevos valores serán automáticamente girados a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa)”.

“En ese sentido, la empresa provincial Servicios Públicos Sociedad del Estado comunicó los usuarios que, a partir del mes de febrero de 2024, realizará el aumento correspondiente en las tarifas de los servicios unificados, comerciales generales y grandes usuarios”.

“Además del incremento nacional obligatorio, los nuevos valores en la provincia se deben a la actualización de precios que se postergaron en época de pandemia en la cual el gobierno provincial propició un subsidio a todos los comercios e industrias, que quedaron por debajo de las categorías residenciales”.

“Es importante recordar que, desde hace varios años, los comerciantes tienen un cuadro tarifario menor que el de los usuarios comunes residenciales. Además, es necesario aclarar que esta situación solo se da en la provincia de Santa Cruz, ya que en el resto del país los comercios abonan más del doble que los usuarios residenciales comunes”.

“Por último, en los casos que se han hecho públicos y que referencian aumentos muy elevados, hay que mencionar que se tratan de regularizaciones de deudas atrasadas y que la empresa de Servicios Públicos decidió regularizar. El aumento final, en los casos ya descriptos de empresas y comercios, tiene un tope del 300%”.

“Por otro lado, SPSE informó que procedió a ajustar los valores de agua –también para empresas, comercios y grandes superficies de uso comercial e industrial- que estaban desactualizados desde hacía varios años, a sabiendas que todos los productos químicos y potabilizadores se abonan en dólares”.

“A esto se suma el desfasaje de los precios de materiales y repuestos, que necesitan la planta potabilizadora y los acueductos para una función óptima”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico