Se entregó hombre acusado de violar a sus hijos de 11 y 13 años

El individuo, de 42 años, resolvió entregarse detenido en una comisaría luego de comprobar que estaba rodeado por los investigadores policiales.

Un empresario, que era intensamente buscado por estar acusado de haber violado a sus dos hijos en un barrio privado, resolvió entregarse detenido en una comisaría, luego de comprobar que se encontraba cercado por los investigadores policiales. Las víctimas del sospechoso son un chico de 13 años y su hermanita, de 11.

Al respecto, los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el sujeto, de 42 años y que había advertido que se hallaba acorralado por las autoridades, finalmente decidió entregarse en la sede de la seccional de Villa Rosa, que está situada en calle Carlos Saavedra Lamas al 1200, casi en el cruce con Carlos Pellegrini, en ese distrito.

Según consta en el sumario abierto en su momento, el sospechoso habría ultrajado a sus dos hijos (un varón de 13 años y una niña 11), en el interior del denominado barrio privado Fincas de Iraola, en un gran predio ubicado en la calle Ombúes, en las proximidades de la famosa rotonda del Camino General Belgrano (la ruta provincial 1) y la Autopista Buenos Aires - Mar del Plata (la Ruta Nacional 2), en la localidad bonaerense de Juan María Gutiérrez.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, las diligencias estuvieron supervisadas por el doctor Andrés Federico Nieva Woodgate, fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 18, quien les encomendó la realización de las mismas a los servidores públicos que están destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) del departamento judicial, debido a que el aberrante caso había alcanzado una enorme repercusión en la sociedad.

Trascendió que, basándose en diversos datos obtenidos en el expediente, integrantes de la D.D.I. se disponían a concretar un nuevo allanamiento, en una vivienda instalada en jurisdicción de Villa Rosa, donde el empresario permanecía escondido, para eludir el accionar de las autoridades. Como consecuencia de dicho motivo, el hombre arribó a la comisaría y, de esta manera, se entregó ante los uniformados. Hasta el momento, los funcionarios de la Justicia no consiguieron establecer de manera fehaciente las fechas en las que sucedieron las agresiones en perjuicio de ambos menores. En forma preventiva, esta causa penal fue caratulada “Abuso sexual”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico