"Se bajó los pantalones y se subió encima mío"

El futbolista de Boca recibió otra acusación en el marco de su causa por abuso sexual en un country de Canning, en junio de 2021.

Una testigo afirmó en los últimos días ante la Justicia que fue víctima de otro abuso por parte del futbolista Sebastián Villa la misma noche en la que la joven Rocío Tamara Doldán dijo que el jugador de Boca la violó en un country de Canning, en junio de 2021, aunque esta nueva víctima aseguró que tenía “miedo” ya que trabaja en boliches donde van los jugadores y que por ello no quería instar la acción penal.

La nueva víctima declaró convocada por la fiscalía, luego de que el jueves pasado otra testigo, cuyas iniciales son N.C., la mencionara en su declaración como otra potencial víctima de abuso la noche del 26 de junio del año pasado, en una fiesta que Villa organizó en su casa del country Venados II tras un asado con otros jugadores del plantel de Boca.

Según la denuncia a la que accedió minutouno.com, la víctima señaló que fue (con Villa) a buscar una camiseta porque es hincha de Boca y el jugador la agarró del brazo y de dos empujones me metió a la habitación. "Fue dos segundos. Cerró la puerta. Me empezó a besar, yo le dije que no quería estar con él, que solo quería la camiseta. Me empezó a besar, a besar, yo me quería correr y él me besaba igual en la boca. Cuando yo intento salir de la pieza, él me empujó a la cama", declaró la mujer.

"Yo quería salir de la pieza y forcejeamos, forcejeamos, él igual me agarraba de los brazos me empujaba a la cama, no entendía que le decía que no, estaba muy borracho. Él se bajó los pantalones y se subió encima mío. Yo en ese momento estaba en la cama. Yo en un momento le mandé mensaje a mi amiga a ver si me venía a buscar porque Vikingo (mano derecha de Villa) estaba del otro lado de la puerta que estaba cerrada y cuando yo quería abrir la puerta, Villa me empujaba a la cama", agregó la vícitima.

La joven contó que quería irse y que como Villa no la dejaba salir, ella generó “un movimiento para que él se distraiga” y allí “fue a la puerta, empezó a gritar y salió corriendo con la ropa interior rota”.

En ese tramo de la testimonial la fiscal de la causa, Vanesa González, de Violencia de Género de Esteban Echeverría, le explicó a la testigo que había sufrido “un abuso sexual sin acceso carnal” y le preguntó “si iba a denunciar”, pero que la joven no quiso.

“Ella refirió que tiene miedo. Que ella cuenta todo lo que sabe y todo lo que vivió, pero no quiere denunciar porque ve todo el impacto público que tiene la causa y no quiere perder el trabajo”, dijo el abogado Roberto Castillo, quien representa como particular damnificada en la causa a Tamara.

La joven fue consultada si conocía al jugador con antelación y manifestó que sí. "Lo conocí a él en otra presencia en Puerto Madero, en un departamento. Fui con otras dos amigas y cuando se terminó la fiesta ahí él dijo que vayamos a su casa en Canning y nos pagaba la presencia y el Uber y yo fui con mis dos amigas. Pero el ahí estaba bien, normal; o sea nos llevamos bien, estábamos tomando algo en ese lugar bien y nos invitó y fuimos. El estaba ahí con sus primos y la estábamos pasando bien, estábamos bailando salsa, bachata, por eso fuimos".

Esta no es la única causa penal que involucra a Villa, ya que el delantero de Boca será sometido a un juicio entre el 19 y 21 de septiembre próximos en otro expediente que le inició su expareja por las lesiones y amenazas sufridas en abril del 2020 en la casa que compartían en la localidad bonaerense de Canning.

De hecho, una jueza correccional de Lomas de Zamora ya le había concedido al acusado una autorización especial para viajar a Brasil la semana próxima, a pesar de que tiene un impedimento judicial de abandonar el país en el marco de esa otra causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico