Secuestraron camioneta en que llevaron al albañil asesinado

En ese vehículo lo vieron por última vez con vida. Entre anoche y esta madrugada se realizaron varios allanamientos para intentar esclarecer el primer homicidio del año 2022 en Comodoro. Secuestraron celulares.

Personal de Investigaciones allanó este jueves a la noche, y viernes a la madrugada, tres domicilios del barrio Máximo Abásolo vinculados con el homicidio de Luis Miguel Cabrera (25), cuyo cuerpo fue encontrado el último domingo en un basural en las cercanías de Laprida. Se secuestró una Ford Ranger en la que lo trasladaron hacia una vivienda. Lo habrían matado cuatro días antes.

Con un sigiloso trabajo efectuado por el personal de la División Policial de Investigaciones (DPI) de Comodoro y la fiscal Cecilia Codina, se realizaron las primeras medidas judiciales en relación al asesinato del albañil Cabrera.

El hombre de 25 años era oriundo de la provincia de Chaco y alquilaba en un inquilinato en el barrio José Fuchs. Su cuerpo fue encontrado sin vida durante la mañana del domingo 30 de enero en la zona de un basural clandestino, en el final del barrio Laprida.

La autopsia confirmó que se trató de un asesinato por las heridas que tenía el cuerpo y sobre todo por un corte en la zona de la cabeza. Cabrera fue visto por última vez la noche del miércoles 26 de enero cuando descendió de una Ford Ranger color blanca en un domicilio del barrio Máximo Abásolo.

Los investigadores confirmaron mediante el seguimiento de cámaras de seguridad que Cabrera subió a esa camioneta afuera del inquilinato donde alquilaba un departamento. También quedó registrado en otras cámaras cuando descendió en una de las viviendas allanadas.

En base a esas pruebas y a otras medidas, la fiscal del caso solicitó tres órdenes de allanamientos que comenzaron a las 22 del jueves y se extendieron hasta las 4 de este viernes. Se efectuó una tarea especial con el reactivo Blue Star Forensic, un detector de sangre que se utiliza con luz ultravioleta.

Las fuentes oficiales detallaron que se hallaron presuntas manchas hemáticas en uno de los domicilios y en la camioneta. Tendrán que ser cotejadas con las muestras de ADN del joven albañil. Por ello, se secuestró la camioneta donde la víctima fue vista por última vez.

Cabrera se dedicaba a la albañilería y había regresado hace unos meses a Comodoro, aunque supo vivir con anterioridad en esta ciudad. No tenía familiares aquí y por eso llevó varios días confirmar su identidad. En sus ropas tenía el documento de identidad, pero el mismo debió ser confirmado con otras pruebas científicas.

El cuerpo del albañil tenía un corte en la cabeza y permaneció en un zanjón de ese basurero clandestino unos cuatro días. Fue hallado por un circunstancial transeúnte en avanzado estado de descomposición.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico