Secuestraron psicofármacos y "facas" en el pabellón femenino de la alcaidía

Una celadora de la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia fue amenazada por dos detenidas del pabellón femenino luego de que se resistiesen a una requisa. En la inspección les secuestraron psicofármacos y hasta "facas" que estaban ocultas debajo del horno de una cocina. Las autoridades penitenciarias estudian restringirles los beneficios que tenían en el pabellón, como una heladera y una cocina de uso personal en las que ocultaban las armas de fabricación casera.

Dos mujeres que se encuentran detenidas en la alcaidía policial son acusadas provisoriamente por las autoridades del recinto penitenciario de haber amenazado a una celadora y de haberse resistido a la requisa en la que los policías encontraron psicofármacos y "facas" dentro del pabellón femenino.
Según informaron fuentes policiales a El Patagónico las presuntas protagonistas de la amenaza a la celadora y de la resistencia fueron identificadas como Nahir Quinteros -condenada a 12 años de prisión por "homicidio doblemente agravado por ser cometido con alevosía y ensañamiento, en grado de tentativa"- y Laila Núñez –procesada por comercio de estupefacientes agravado por el número de personas intervinientes-.
Las dos detenidas habrían amenazado a la mujer policía con hacerle daño a su familia diciéndole que conocen detalles de su vida personal, por lo que las autoridades de la alcaidía iniciaron una causa que remitirán en las próximas horas al Ministerio Público Fiscal, Juzgado de Ejecución y a la Justicia Federal.
Hay que recordar que Quinteros cumple una condena por el salvaje ataque a Laura Berro cometido con un cúter durante la noche del 18 de septiembre de 2015 en Kilómetro 8, por el que se hizo conocida a nivel nacional como "La Loca del Cúter".
Mientras, Núñez está detenida desde enero último esperando fecha de juicio del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia por el presunto delito de comercio de estupefacientes, previsto en el artículo 5, inciso "c" de la Ley 23.737, agravado por el número de personas intervinientes.
Laila Yenifer Núñez es una de las cuatro mujeres implicadas en el secuestro de 19 kilos de marihuana que el 10 y el 11 de enero incautó la División Drogas de Comodoro Rivadavia. La joven había sido beneficiada con arresto domiciliario ya que es madre de niños de corta edad. Sin embargo quebrantó el arresto al salir de su vivienda, ingresar a otra y haber cometido una presunta agresión a un joven. El incidente del fuero provincial fue comunicado al Federal, y así la jueza Eva Parcio la volvió a dejar detenida.
En la causa en que se investiga a Núñez también se allanó la alcaidía policial y se revisó la celda del condenado Franco Abadie. Allí los investigadores secuestraron anotaciones presuntamente vinculadas con la banda narco.

COMODIDADES

El pabellón femenino de la alcaidía policial tiene algunas comodidades que las autoridades del recinto han permitido a partir del buen comportamiento que las detenidas mantenían en el lugar. Por lo que además de dejarlas ingresar una heladera para enfriar bebidas y comidas, también disponían de una cocina a gas en la que podían elaborar sus propios alimentos.
Sin embargo, sorprendió a los celadores la violencia, irritabilidad y la vehemencia que mostraron las detenidas antes de la requisa en el pabellón. Al haber encontrado psicofármacos escondidos y "facas" guardadas debajo de la cocina, las autoridades del recinto evalúan si seguir brindando este tipo de beneficios a las detenidas.
Antes de la requisa, la policía había encontrado en el patio varios blisters de pastillas con psicofármacos y otros medicamentos no permitidos que habrían sido arrojados en forma de "palomita" desde el exterior.
Luego de la requisa del pabellón, la policía debió darle intervención a los médicos para que asistieran a Quinteros, que padece una enfermedad crónica, ya que la habían notado muy exaltada durante el procedimiento, indicaron las mismas fuentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico