Secuestró y drogó a una joven para que dos hombres la violen a cambio de dinero

El denunciado de 58 años fue detenido en las últimas horas tras la denuncia de la víctima de 26 años.

Un ex empleado de un conocido club de fútbol, de 58 años de edad, fue detenido en las últimas horas acusado de secuestrar a una joven de 26 años, a la que habría sometido a que otros dos hombres la violaran durante diez días, a cambio de dinero. Tras la aberrante denuncia que realizó la joven de 26 años, en las últimas horas se llevó a cabo un allanamiento en el domicilio del principal acusado y único detenido, que es el lugar donde habrían ocurrido los hechos denunciados.

El acusado de privación ilegítima de la libertad, quien fue trasladado a una celda policial, dejó de trabajar para el club de fútbol a fines del año pasado. El departamento está situado en calle 116 entre 63 y 64, en el barrio El Mondongo, donde se incautó poco más de un kilo de marihuana, repartido en 12 frascos de vidrio y 13 bolsas de nylon; tres gramos de cocaína; y dos balanzas de precisión.

Además, en el departamento donde se realizó el operativo se encontró una campera de mujer y envases de vaselina y aceites íntimos. Según el reporte oficial del caso que es investigado, el acusado “la mantuvo retenida en contra de su voluntad en el departamento, obligándola a tener relaciones sexuales con otros dos masculinos sin su consentimiento, por lo que el acusado recibía dinero, bajo el consumo de drogas de distintos tipos”.

De acuerdo al testimonio de la mujer, el sujeto la retuvo drogándola, para obligarla a tener sexo con otros dos hombres a quienes les cobraba. En los abusos denunciados, se habrían usado varios juguetes eróticos.

Si bien en principio no se conocía el vínculo entre víctima y victimario, con el correr de las horas se supo que ambos se conocían porque ella le había brindado "servicios sexuales".

Según relató en la denuncia, en un descuido del presunto secuestrador, la mujer pudo avisar a su mamá lo que estaba ocurriendo. Al percatarse de esto, el hombre decidió liberarla bajo la amenaza de que si contaba algo "la pasaría muy mal".

Ante esta situación, los efectivos del Comando de Patrullas aprehendieron al acusado por el delito de "privación ilegítima de la libertad", poniéndolo a disposición de la UFI N° 15 del Departamento Judicial de La Plata.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico