Seguirá en prisión el hombre que le clavó un cuchillo a su hermano

La jueza Mariel Suárez rechazó el pedido de arresto domiciliario que había planteado la defensa de J.D.A. Además, a solicitud de la fiscalía le extendió la prisión preventiva por tres meses hasta que concluya la investigación.

Por un caso de violencia familiar ocurrido en noviembre del año pasado se concretó en los tribunales penales de Comodoro Rivadavia la audiencia de revisión de la prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado J.D.A. No se da a conocer públicamente su nombre para preservar la identidad de la víctima.

Presidió la audiencia de revisión la jueza penal Mariel Suárez. Por el Ministerio Público Fiscal asistió la fiscal general María Laura Blanco mientras que la defensa del imputado fue ejercida por el defensor público Esteban Mantecón.

La fiscal solicitó el mantenimiento por tres meses de la prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado, hasta que finalice el plazo de investigación. En contraposición el defensor requirió su libertad con presentaciones ante la Justicia y prohibición de acercamiento a la víctima. En forma subsidiaria requirió su arresto domiciliario.

En un primer momento la fiscal, en virtud del vencimiento del plazo de prisión preventiva que se le dictó al imputado en la audiencia de control, solicitó el mantenimiento de la medida por lo que resta del plazo de investigación, es decir por tres meses.

La Fiscalía realizó el pedido teniendo en cuenta que subsisten los peligros procesales por los cuales se le dictó la medida. Existen a la vez elementos de convicción suficientes para considerar al imputado como presunto autor del delito.

La acusadora pública recordó que el imputado agredió a su hermano en la calle, lo atacó por detrás, y le clavó un cuchillo en el cuello. El padre de ambos es la persona que informó de la agresión a personal policial que detuvo a J. D. A.

Blanco refirió que a la fecha, la víctima ha sido dada de alta, luego de haber estado internada en terapia intensiva, con respirador artificial, por herida de arma blanca en el cuello. Calificó jurídicamente el caso como “homicidio en grado de tentativa”.

La fiscal también refirió que el imputado tiene una condena de noviembre de 2018, de dos años y seis meses de cumplimiento condicional, también por violencia familiar, por lesiones a su expareja. Así la pena que se prevé para el presente delito será de cumplimiento efectivo y se deberá unificar con la pena condicional anterior. Por todo lo cual pidió se extienda el plazo de prisión preventiva de J. D. A. por el plazo que resta a la investigación.

El defensor no compartió los argumentos de la acusadora pública. Dijo que existe la posibilidad de que la causa pueda mutar a la calificación de lesiones graves y solicitó la libertad con presentaciones ante la autoridad judicial y prohibición de acercamiento a la víctima; y subsidiariamente su arresto domiciliario.

Finalmente la jueza penal resolvió que a la fecha no se ha debilitado el peligro de entorpecimiento de la investigación y que lo mismo sucede con el peligro de fuga. Esto último por la pena en espera y que ya tiene una sentencia condenatoria previa que será de cumplimiento efectivo. Rechazó además el arresto domiciliario solicitado ya que falta el informe social respectivo. De ese modo, dictó el mantenimiento de la prisión preventiva de J. D. A. por tres meses, hasta finalizar con la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico