Seis testigos declararon en el primer día del juicio por el crimen de Epulef

La madre y el padre de Digo Epulef se presentaron como testigos y recordaron el momento previo a escuchar el impacto de la bala que le dio muerte a su hijo. Además Fiscalía expuso la teoría del caso, mientras Viviana Barillari la defensora de Rodrigo Soto- el único imputado del caso- advirtió que no habrá forma de probar su autoría.

Por el ilícito contra la vida acontecido el pasado 24 de octubre de 2013 que tiene como víctima a Diego Epulef y como único imputado a Rodrigo Soto, se concretó la mañana del martes en los tribunales penales del barrio Roca la primera jornada de debate oral y público. Las partes expusieron sus teorías del caso, el fiscal que probará a lo largo del debate la responsabilidad de Soto como el autor del hecho; en tanto que la defensa con su teoría negativa del caso que “no alcanza con la evidencia para probar la autoría de mi asistido” en el mismo. Seis fueron los testimonios escuchados en la fecha y para mañana se espera continuar con el debate.

En su alegato inicial el fiscal, Adrián Cabral, sostuvo que va a probar a lo largo del debate la materialidad y autoría de Soto en el hecho. El mismo aconteció el pasado 24 de Octubre de 2013, siendo aproximadamente las 19:00 horas, en circunstancias en que Diego Orlando Epulef se encontraba junto a su familia. Aparece Rodrigo Soto esgrimiendo un arma y le disparo en un ojo dejando una profunda lesión en su cráneo que horas mas tarde ocasiono su muerte.

Por su parte la defensora de Soto, Viviana Barillari, sostuvo la teoría del caso negativa que “no alcanzará la evidencia para probar la autoría de mi asistido en el hecho. Ni en el presente hecho, ni en el de Anahí Copa, se encontraron armas y no existe un móvil para ser mi asistido el autor del hecho que se le reprocha”, afirmó.

La primera testigo en declarar fue la madre de la víctima que recordó que aquel día sale a colgar ropa y estaciona un camión batea y bajan dos muchachos a su hijo Hugo, en calzoncillo y todo golpeado. Le habían pegado los hermanos Vera y otros y hacía un mes que le habían matado a su otro hijo Franco Epulef. Se dirige a la Comisaría a hacer la denuncia y cuando regresa a su casa estaba su marido con su hijo Diego. Entran a tomar mate y su hija comenta “hay un coche afuera, un Gol color rojo”. Cuando su marido va a abrir la puerta, Diego se le adelanta y recibe un disparo. Luego el auto escapó.

A continuación el padre de la víctima relató idéntica situación, que aquel día llega de trabajar, se encuentra con su hijo Diego que le comenta que Hugo estaba todo golpeado. Cuando regresa su esposa de la Comisaría, entran a tomar mate y su hija refiere “papá un auto rojo, trae un arma. Se asoma por la ventana y ve una persona bajar del lado del acompañante, quiere manotear la puerta y le gana de mano su hijo Diego. En ese momento comienzan los disparos, cae hacia adentro y el auto se escapa, recordó. Asimismo refirió que todo este problema con la pandilla de los Vera, Reynoso y Soto empezó con el homicidio de su hija Eliana Epulef.

El tribunal de juicio fue integrado por los jueces Raquel Tassello, Alejandro Soñis y Martín Cárcamo; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Adrián Cabral, fiscal general; en tanto que la defensa de Soto fue ejercida por Viviana Barillari, defensora pública. También se encontraban presentes en los tribunales familiares de la víctima acompañados por dos profesionales del SAVD.

EL HECHO

El crimen ocurrió el 24 de Octubre de 2013, siendo aproximadamente las 19:00 horas, en circunstancias en que Diego Orlando Epulef y dos familiares se encontraban junto a sus padres, en su domicilio de calle Eva Duarte al 1800 de esta ciudad. Arribo al lugar Rodrigo Alexis Soto a bordo de un vehículo Volkswagen Gol color rojo, encontrándose sentado del lado del acompañante. El imputado se baja del rodado, esgrimiendo un arma de fuego tipo pistola calibre 9mm y comenzó a disparar contra la vivienda, haciéndolo al menos en siete oportunidades. Al asomarse de la vivienda Diego Epulef, Rodrigo Soto con claras intenciones de darle muerte, dirigió su arma en contra del mencionado disparando en una oportunidad, recibiendo el impacto Diego Epulef en el ojo derecho, tras lo cual Soto se subió nuevamente al vehículo dándose a la fuga.

A causa de la lesión de arma de fuego recibida por Diego Orlando Epulef, fue trasladado al Hospital Regional de esta ciudad, quedando en terapia intermedia. Luego fue trasladado a la Clínica La Española y el día 25 de Octubre de 2013, falleció por paro cardio-respiratorio traumático producido por herida de arma de fuego en cráneo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico