Sigue prófugo el doble femicida de Neuquén

La policía de Neuquén constató que Lorenzo Muñoz, el hombre que mató a su ex y su hija en la calle, estuvo en la casa de su mamá tras el crimen y antes de darse a la fuga.

A pesar de tener una restricción perimetral, Lorenzo Muñoz cruzó a Karina Apablaza y su hija Valentina en la calle el último jueves. Comenzaron a discutir y el hombre apuñaló a la nena de 11 años. Luego, hizo lo mismo con su ex mujer.

Las dos murieron en plena calle. Desde entonces, nada se sabe del agresor, que había sido denunciado el año pasado por abuso sexual. La Policía de Neuquén pudo constatar que después de haber asesinado, Muñoz fue a la casa de su madre.

"Calculamos que estuvo después del asesinato en la casa de la madre" dijo el comisario general José Cuadrado y agregó que a los perros cada 72 horas les van renovando el olfato y que por las prendas que secuestraron en el allanamiento anterior, Muñoz "ha estado en el lugar".

"Ayer realizamos un allanamiento en la casa de la madre de Muñoz y obtuvimos como dato fundamental que esta persona estuvo en el domicilio hace muy pocos días atrás. Eso lo logramos a través de uno los perros de rastreo que marcó distintos lugares y uno de ellos fue en la habitación", sostuvo.

Se trata de un domicilio que está deshabitado. El allanamiento se montó luego de la denuncia de un vecino que observó la luz encendida en la casa de la madre, en horas de la madrugada, y la mujer no se encontraba en el domicilio.

La Policía trata de armar un cerrojo en la zona para poder atrapar al hombre más buscado de la provincia. "Se revisan colectivos de larga distancia, como también las cámaras de ingreso a la ciudad de Chos Malal. Estamos haciendo un cerco y descartando vías de acceso", agregaron los policías.

Hay una recompensa de 850 mil pesos para quien aporte algún dato certero que lleve a la captura del doble femicida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico