Sobrevivir a la crisis: "trabajo para pagar cuentas nomás"

La crisis golpea duramente en los comerciantes comodorenses. Los comercios de barrio tienen que afrontar incrementos en las tarifas de servicios, aumentos de alquiler y una caída notable en las ventas.

José Guerrero, dueño de un almacén ubicado sobre la calle Rivadavia al 2.274, describió en diálogo con El Patagónico las consecuencias que afronta diariamente para sostener el negocio en este tiempo de crisis que atraviesa el sector.

Desde hace 18 años el local viene siendo el sostén de su familia. "Antes que entre este Gobierno nacional nunca tuve los problemas que estoy teniendo ahora. Se vendía el doble de lo que vendo hoy, el consumo ha mermado en un cincuenta por ciento", indicó el hombre.

Los comercios de barrio tienen que afrontar incrementos en las tarifas de servicios, aumentos de alquiler y una caída notable en las ventas.

"Hoy por hoy trabajo para pagar cuentas nomás. Es más; hay cuentas que no puedo pagar. El alquiler, la AFIP; ingresos brutos, los servicios que me han aumentado y que tengo que pagarlos sí o sí. Estoy trabajando para pagar cuentas y no llego a todas” sostuvo Guerrero.

"Veo que la gente que viene a comprar no es como antes, que ni preguntaban precios. Ahora hay algunos que dejan de comprar, buscan ofertas en otros lados. Con este Gobierno no veo salida. La mayoría de los comerciantes estamos aguantando, esperando que haya una política económica que mejore", reflexionó el comerciante del barrio Ceferino Namuncurá.

lucky.mp4

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico