Su padre murió y denuncia que la gestora no cumplió con AFIP

Adriana Araneda denunció a Rocío Correa por estafar a su padre. Aseguró que como gestora se hacía cargo del pago de los impuestos de la compañía de su padre, pero nunca cumplió con sus compromisos y le generó una deuda de 2 millones de pesos con la AFIP. Denunció que falsificó 85 VEP y comprobantes de pago.

En la Seccional Cuarta, Adriana Araneda denunció a Rocío Correa por estafar a su padre y generarle una deuda por 2 millones de pesos con la AFIP. En diálogo con El Patagónico, la mujer detalló que su padre, Juan Audorindo Araneda, tenía una empresa de retroexcavadoras y camiones y encargaba el pago de sus impuestos a JAMMET SRL. Allí, trabajaba Correa quien un día decide renunciar y trabajar por su cuenta. Según Adriana, ella le propone a su padre y al dueño del restaurante Hottys continuar el vínculo laboral por un valor más económico y ambos aceptaron.

El padre de Adriana falleció el 3 de septiembre del 2020 y en la denuncia que se realizó en la Seccional Cuarta se deja constancia que ese mismo día se registran dos transferencias desde la cuenta bancaria de Araneda padre por 200 mil pesos. Un día después se lleva a cabo otra transferencia por 100 mil pesos. Adriana atribuye que esas transacciones fueron llevadas a cabo por Correa.

En la denuncia, la damnificada aseguró que Correa tenía las claves de las cuentas bancarias de su padre gracias a la confianza que se ganó durante los años de trabajo en conjunto.

En ese marco, la familia decide poner la empresa a cargo de Adriana, por lo que ella comienza a interiorizarse de la situación económica de la compañía. Sin embargo, no contaba con la clave fiscal para ingresar a la página de la AFIP, por lo que decide consultarle a Correa.

“Le pido la clave fiscal y no me la quería pasar. Me dio muchas vueltas hasta que decidí contratar a una contadora y me recomendó ir a la AFIP. Llevé el certificado de defunción de mi papá, le bloquearon la vieja clave y me dan una nueva a mí. Cuando entro al sistema me encuentro con una deuda de 2 millones de pesos”, subrayó.

Adriana destacó que el arreglo que tenía Correa con su padre constaba en que ella se hacía cargo de llevar a cabo el seguimiento de los trámites de la empresa, como también el pago de impuestos en AFIP y bancos. Según la denunciante, Juan Araneda le entregaba dinero en mano para que Correa pagara sus obligaciones de IVA, AFIP y otras. Lo hacía para aprovechar el descuento que otorgan los organismos si se abona de manera adelantada o anual.

“Cuando me enteré de esta deuda, empecé a ver por un lado y por otro. Investigando, descubrimos que todos los VEP de pago eran falsificados. Ella jamás pagó las cuentas y falsificó todos los comprobantes. Aproximadamente, no pagó durante un año. Mi papá le entregó el dinero en efectivo para que pagara el anticipo de AFIP por casi 600 mil pesos, pero nunca pagó. Esos dos millones también se explican por los intereses que no se han pagado a lo largo del tiempo”, detalló.

En la denuncia, Adriana especificó que su padre le entregó 1 millón de pesos en efectivo a la gestora para que pagara IVA y AFIP. “Lo hizo delante de mi madre cuando fueron a cenar a Hottys”, detalló.

Según la denunciante, Correa ahora se desempeña como gerente del restaurante Hottys y continúa estafando a la gente. “Tiene más gente a su cargo. Yo quiero que se haga justicia porque tengo más de 85 VEP y comprobantes de pago falsificados”, cuestionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico