Tras cinco días de paro volvieron a circular los colectivos

Comodoro cumplió ayer su quinto día sin colectivos, con los trastornos y gastos que a miles de pasajeros ocasiona esta medida que afecta a uno de los servicios básicos de la ciudad. Al no recibir los fondos de Provincia, que sólo transfirió los correspondientes al subsidio nacional, los choferes decidieron seguir adelante con la medida de fuerza que comenzó el jueves. Anoche el municipio informó su decisión de anticipar 7 millones de pesos para que se levante la medida de fuerza.

“Hicimos un esfuerzo enorme con el presupuesto municipal y vamos a adelantar 7 millones de pesos para destrabar un conflicto que tiene de rehén a los trabajadores, estudiantes y ciudadanos comodorenses. Sabemos que una vez que tengan estos aportes acreditados, van a levantar la medida”, dijo ayer a la tarde el intendente Carlos Linares, asegurando que hoy la ciudad volverá a contar con el servicio.

En ese contexto, confirmó que “hablé con el secretario general de la UTA en Comodoro Rivadavia, Juan Carlos Cossio, y se va a comunicar con la empresa porque gracias al trabajo impecable del secretario de Economía del municipio vamos a hacer un adelanto excepcional para destrabar este conflicto y que mañana (por hoy) ya haya colectivos en la ciudad”.

“Nosotros, desde el municipio, le estamos garantizando que mañana a la mañana la empresa Patagonia Argentina tiene depositado en sus cuentas los 7 millones de adelanto de subsidio. Por eso esperamos que mañana esté resuelto este problema que afecta a gran parte de la ciudad”, dijo.

Al respecto, el jefe de la ciudad agregó que “entiendo que con este dinero van a poder pagar los sueldos de los choferes, aunque está claro que este incumplimiento obedece a una provincia que está totalmente desfinanciada y con la que -para colmo- no tenemos diálogo. Yo pensé que con la asunción de Jerónimo García esto se iba a mejorar; que iba a ser diferente pero nada de eso sucedió. Los teléfonos siguen cortados y lo pusieron a hablar a Gerardo Gaitán que no sabe cómo destrabar un conflicto que es puramente económico”.

CINCO DIAS DE A PIE

Lo cierto es que la ciudad tuvo ayer su quinto día sin colectivos porque nunca se acreditaron los fondos necesarios para abonar los sueldos de los choferes correspondientes al mes de septiembre y hasta que salió el comunicado de prensa municipal no había certezas respecto de cuándo se solucionaría el problema que, básicamente, tiene su origen en la deuda que por el aporte del Transporte Escolar Gratuito (TEG) Provincia mantiene con la firma Patagonia Argentina.

El subsecretario de Transporte de la Provincia, el comodorense Gerardo Gaitán, confirmó ayer que el Estado chubutense giró -como había adelantado en la misma noche del primer día del paro- a la transportista el dinero del subsidio nacional, pero no dio precisión alguna respecto de cuándo girará lo que le corresponde por el TEG.

“Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance y por eso también pedimos una muestra de buena voluntad, tanto de la empresa como de los choferes”, dijo el funcionario provincial que afirmó que el gobernador Mario Das Neves firmó el decreto de reconocimiento de deuda que, por 11 millones, la Provincia tiene con la transportista.

“Ahora estamos viendo de dónde sacamos el dinero, pero el reconocimiento está firmado por el gobernador. Por lo tanto, y como esto se pagará, la deuda que tenemos que hacer frente ahora es por casi 6 millones de pesos”, sostuvo.

El funcionario, además, despejó por completo la posibilidad de que el año próximo se elimine el TEG. “Eso no es así; sí es cierto que estamos viendo de qué manera lo reordenamos para que sea más justo y práctico, pero el programa va a continuar”, precisó.

“EL MUNICIPIO ES REHEN”

En tanto, en declaraciones a Radio del Mar el intendente Carlos Linares reconoció que se está ante un “problema grave” en el que “el municipio, como el vecino, es rehén, ya que la deuda es de Provincia y lamentablemente no se cumplió con lo que se acordó con el ministro Coordinador, Jerónimo García”.

El jefe comunal hizo referencia a los contactos que, apenas asumido, García tuvo con el municipio, concejales y la propia empresa, en los que se aseguró que Provincia no iba a generar más deuda o retraso en el giro de los fondos que llegan a Chubut desde Nación.

Linares también lamentó que, pese a la importancia del tema y la afectación a los vecinos, “el Ministerio de Trabajo no intervenga” y reiteró que, más allá de entender que la empresa tiene problemas en el pago por el retraso de Provincia, “tiene un contrato que cumplir y la intimaremos para que reponga el servicio”.

Respecto de la solicitada publicada por Patagonia Argentina, en la que también cuestionó al municipio por avanzar en el recorte de subsidios, el titular del Ejecutivo municipal afirmó que “la Intendencia paga lo que corresponde. Nosotros reclamamos a provincia porque también es nuestra obligación para asegurar el servicio, pero nosotros no incumplimos en nada”.

Cuando se le preguntó por el análisis que está haciendo la transportista sobre la posibilidad de rescindir el convenio de prestación, Linares recordó que “estamos hablando de un servicio indispensable” y recordó que la empresa tiene “sus obligaciones. El contrato tiene sus cláusulas y si quieren avanzar en la rescisión deben darse antes muchos pasos”.

NO INGRESO NADA

Por su parte el administrador de Patagonia Argentina, Jorge Moreno, indicó a la misma emisora que a las cuentas de la firma “no ingresó dinero alguno por parte de Provincia. Nuestras cuentas están a la vista y allí se puede ver claramente que no se cumplió con lo que se informó el viernes”, sentenció.

“Vengo del banco y no hay acreditación”, agregó y reiteró que, sin esos fondos, la transportista no podrá pagar los sueldos y, por ende, el paro continuará ya que los trabajadores habían adelantado que, sin el pago de sueldos, seguirían con la retención de servicios que comenzaron el jueves.

Tal como la empresa adelantó en su solicitada, Moreno ayer reiteró que “todos los meses estamos con el mismo problema. No vamos a volver a caer en este mismo espiral que sucede todos los meses. Esto no es de hoy, viene de hace mucho tiempo” y recordó que “antes teníamos otra herramienta que era el bono. Si no hay bono no se viaja; si no hay plata no hay bono”.

Finalmente el administrador, ante la consulta, reconoció que la firma está analizando “iniciar el proceso de rescisión del contrato del servicio en virtud de que no hay seguridad jurídica para seguir trabajando en estas condiciones. Vamos a hacer las acciones que correspondan”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico