Tres detenidos en allanamientos por robos y asaltos a mano armada

Dos hombres de apellido Luna y Sulio, además de un menor de edad, fueron detenidos por fuerzas policiales durante los siete allanamientos a domicilios particulares que se realizaron el martes en Caleta Olivia.

Caleta Olivia (agencia)

Los operativos fueron ordenados por el juez de instrucción Gabriel Contreras Agüero en el marco de las investigaciones que se venían realizando por varios hechos delictivos que se produjeron en el curso de los últimos meses y que aún no habían sido esclarecidos.

Fueron llevados adelante desde hora temprana por personal de la División de Investigaciones (DDI) que contó con el apoyo de efectivos de fuerzas especiales.

Como resultado de estos procedimientos se logró el secuestro de elementos vinculados con las causas investigadas, tales como prendas de vestir, armas caseras denominadas “tumberas”, municiones de calibre 9, 22, 12 y 16 milímetros, tres bicicletas, un cuadro de motocicleta, una tablet y gran cantidad de teléfonos celulares.

Además, en una de las casas allanadas se incautaron estupefacientes listos para el consumo y una planta de marihuana ya crecida, motivo por el cual se inició otra causa con la intervención del Juzgado Federal, a cargo de Marta Yáñez.

Conforme directivas del juzgado de Instrucción N” 2 de Gabriel Contreras Agüero y las secretarías a cargo de María Carolina Costes y Mariela Cicilino, se detuvo a dos hombres mayores de edad y a un menor, los que quedaron alojados en diferentes dependencias de esta localidad, a disposición de la mencionada sede judicial en carácter de incomunicados.

La tarea llevada adelante por el personal policial de investigaciones se extendió hasta aproximadamente las 15 y tanto en ese ámbito como en judicial se indicó que los resultados fueron altamente positivos en virtud de que se lograron esclarecer varios hechos cometidos en los últimos meses en Caleta, dos de los cuales fueron calificados de “doblemente agravados” por haber sido cometidos con armas de fuego, en poblado y en banda, uno de los cuales se perpetró en una farmacia céntrica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico