Tropezó dentro de un tanque lleno de hambrientos tiburones

Dos tiburones conocidos como nodriza comenzaron a nadar en círculos alrededor de lo que para ellos probablemente fue identificado como su cena.

La peor pesadilla de millones de personas se convirtió en realidad para una atolondrada mujer china. Una empleada del centro comercial Wuyue Plaza, en la provincia de Zhejiang, estaba corriendo, al parecer apurada por llegar a algún sitio, cuando tropezó y cayó en un estanque lleno de tiburones.

Para colmo de males, los animales se encontraban esperando con ansias su ración de alimento diaria, por lo que la situación a la que el destino sometió a la acelerada fémina no podría haber sido menos favorable.

Un video captado por una cámara de seguridad del establecimiento comercial se volvió viral, gracias a que muestra el momento exacto en el que la mujer no identificada cae en el agua a través de una compuerta que se encontraba abierta, lista para poder pasarle el alimento a los tiburones.

Chin.mp4

Inmediatamente y como no podía ser de otra forma, dos tiburones conocidos como nodriza comenzaron a nadar en círculos alrededor de lo que para ellos probablemente fue identificado como su cena.

La rápida intervención de los guardias de seguridad que se encontraban cerca, asistidos por testigos del accidente que se atrevieron a ayudar, hizo que sacaran a la mujer del agua justo antes de que se convirtiera en carnada humana.

Una vez rescatada, la empapada mujer dijo que estaba corriendo a una reunión y decidió cortar camino por la ruta menos recomendable.

Llamativamente, el acceso a los tanques de tiburones debería haber estado cerrado a los peatones en el momento en el que estos iban a ser alimentados, motivo por el que las autoridades investigan el caso para evitar que se repita y tal vez termine de la peor forma.

Representantes del centro comercial aseguraron que la accidentada no sufrió herida alguna, más allá de un enorme susto del que, muy seguramente, nunca se olvidará.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico