Tuvo sus gemelos en el baño del hospital y murieron los dos

El padre de los bebés denunció abandono, maltrato y mala praxis en la atención de su mujer en el Hospital de Las Heras.

Miguel Ruiz es un vecino de Las Heras que por estas horas vive una pesadilla tras perder a sus gemelos.

Él denuncia mala práxis en el transcurso del proceso de parto de su mujer y relató todo lo sucedido en su cuenta de Facebook con la siguiente publicación:

"Se me fueron mis dos angelitos.. la verdad, este dolor que sentí es inexplicable, escuchar cómo se rompe tu alma en mil pedazos.. es inexplicable todo lo que pase en este día, lo que sufrimos en este hospital de mierda, porque desgraciadamente el hospital de las heras es una mierda!!!

Mi señora estaba sufriendo muchas contracciones desde ayer al medio día, vinimos más de 5 veces a la guardia para que por favor la pudieran ver y nadie me hizo caso.. para ellos era una inyección y a la casa mientras ella lloraba de dolor, nadie quiso atenderla, Nadie nos quiso ayudar.

Porque no quisieron actuar como se debe cuando ella tenía un embarazo gemelar, porque mandarla a la casa más de 3 veces sabiendo el Estado que ella tenía? Nadie me lo explica, todos se lavaron las manos y hasta que mi señora no pudo aguantar más el dolor y rompió bolsa en el baño del hospital.. tuvo el primer bebé mientras yo gritaba en el hospital que alguien me ayude y nadie me hacía caso.

Vinieron los enfermeros con su gran paciencia a querer hablarle tranquilos cuando ella los estaba pariendo en un inodoro de un hospital público.. el segundo bebé estaba de cola y ellos la hicieron parir lo mismo cuando tendrían que haberle hecho una cesárea, ella se terminó desgarrando toda por culpa de estos animales…

Pasando todo esto yo estaba con el corazón en la boca ahí afuera queriendo saber de ella y mis bebés, ella estaba bien por suerte pero los bebés eran demasiado prematuros y no pudieron aguantar, esa es la verdad, peroooo un generalista que se hace llamar ginecólogo también me dijo que él pudo reanimar a un bebé y faltaba el otro reanimarlo para poder derivarlos a Caleta.. en eso yo me arme de mucha fe y felicidad pensado que había esperanza de que mis bebés sean fuerte y puedan salir adelante.

Me tuvieron de acá para allá a las vueltas mientras yo estaba loco por irme con ellos a Caleta para que estén en la neo.. pregunté, recorrí todo el hospital y nadie me decía nada.. yo preguntaba y no me responden.

Hasta que llego la ginecóloga y me dijo que era todo mentira".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico