Un centenar de ciudadanos marchó por el centro en reclamo por los cortes de agua

Cansados del reiterado desabastecimiento, ciudadanos de distintos barrios se autoconvocaron a través de las redes sociales en la puerta de la Municipalidad ayer a las 18. Marcharon y luego se concentraron en el ingreso norte del casco céntrico donde interrumpieron la circulación vehicular. “Vengo a reclamar porque me parece lo justo”, señaló uno de los manifestantes.

 Desde el lunes cuando se conocía que la interrupción del servicio iniciada el domingo a las 15 se extendería por otras 24 horas -luego de identificarse una nueva rotura en el sistema del acueducto-, habitantes comodorenses ya organizaban el reclamo. Lo hacían a través de la red social Facebook y con la idea de congregarse a las 18 de ayer afuera del edificio municipal.

Mientras ayer por la tarde empezaba a restablecerse el agua potable en los hogares, vecinos se juntaban en Moreno y Rivadavia.

Una de ellas fue Andrea, del barrio José Fuchs, que llegó acompañada de su hija y un cartel con la leyenda: “Basta de cortes de agua. Es un derecho de todos”.

Los manifestantes tomaron por Rivadavia y marcharon al ritmo de cánticos y palmas gritando simplemente “queremos agua”.

En el inicio el reclamo reunía unas 50 personas, pero cuando transitaron por San Martín se sumaron más que sintieron la necesidad por algunos minutos de acompañar la manifestación.

En diálogo con Diario Patagónico, Andrea señaló que antes de dirigirse al centro no había llegado el agua a su casa “y estamos así todos los vecinos”.

La mujer indicó que esperaba a familiares “que vienen de viaje para pasar las fiestas”, y “yo llenando las botellitas, bidones aunque sea para lavarse la cara o tomar mate”.

“La única forma de hacernos escuchar por las autoridades es cortar la ruta”, planteó.

Mientras, Jonathan del barrio Quirno Costa indicó que en su vivienda ya había regresado el agua “pero vengo a reclamar porque me parece lo justo. Todos tenemos el mismo problema con el agua, tenemos muchas veces que limitarnos por algo ilógico porque se supone que el agua es algo vital que tenemos todos y no nos pueden cortar el agua por tres días”.

COMPROMISO

Los manifestantes se concentraron en San Martín y Güemes donde interrumpieron el tránsito desde el acceso norte hacia el centro. Por esa razón, inspectores municipales tuvieron que desviar la circulación por Sarmiento. Mientras, los automovilistas y transporte de pasajeros que se desplazaban por San Martín acompañaron la medida con bocinazos.

Cerca de las 20 los manifestantes se desconcentraron, dando por cumplido su ruidoso reclamo para llamar la atención de la comunidad toda y tratar de exigir una respuesta a la problemática de los continuos cortes de agua. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico