Un desconocido intentó arrebatar una urna de ATE y apuñaló a quien se le interpuso

Las elecciones internas en la Asociación Trabajadores del Estado que se realizaron el miércoles para renovar cargos directivos a nivel nacional, provincial y por localidades se venían realizando con total normalidad hasta que a las 19:50, diez minutos antes del cierre de la votación, se produjo un serio incidente en una mesa de Caleta Olivia.

Caleta Olivia (agencia)

Un desconocido intentó arrebatar la urna correspondiente al padrón de jubilados y como otras personas lo retuvieron para impedir que se la llevara, extrajo un elemento filoso, aparentemente un cuchillo o un machete de regulares dimensiones, con el cual hirió en la cabeza a Daniel Galleguillo.

La víctima es un trabajador municipal de 34 años que esperaba a su mujer que oficiaba como fiscal y el agresor logró escapar a pie perdiéndose en las calles de escasa iluminación.

La urna de referencia estaba en la sede del Centro de Jubilados del mismo gremio, situado en el barrio 26 de Junio, en cercanías del gimnasio municipal “General Mosconi” donde desde las 6 de la mañana ya había sufragado más del 60 por ciento de los 170 pasivos empadronados.

El presidente y los fiscales de mesa se aprestaban a cerrar la mesa para comenzar con el escrutinio cuando ingresó un individuo vestido con un mameluco de color gris, de unos 35 años, quien, sin mediar palabra, tomó con sus manos la urna e intentó irse rápidamente.

En principio las autoridades de la mesa pensaron que era un bromista y se miraron entre sí, pero inmediatamente se dieron cuenta de que nadie lo conocía, por lo cual comenzaron los gritos para que alguien lo retuviera.

Fueron apenas segundos cuando Daniel Galleguillo, un operario que se desempeña en el basural municipal. lo interceptó. Luego lo ayudaron otras personas, pero el desconocido extrajo un elemento filoso y asestó un corte en el cuero cabelludo de Galleguillo, a quien más tarde le practicaron cinco puntos de sutura en la guardia del Hospital Zonal.

Esto lo contó a El Patagónico su mujer, Roxana Gallardo, quien se hallaba algo shockeada por lo ocurrido y no pudo precisar si el agresor llegó acompañado por otro individuo ya que hubo testigos que aseguraron que eran dos los que escaparon a pie e incluso otras personas fueron golpeadas, pero la urna no pudo ser arrebatada.

A pocos minutos del grave incidente llegaron numerosos policías en móviles patrulleros y a pesar de realizar un rápido rastrillaje por las calles cercanas, no ubicaron a ningún sospechoso.

También se acercaron otros afiliados y referentes de distintas listas de candidatos, cruzando acusaciones indirectas, pero nadie pudo saber si el agresor respondía a una determinada lista de candidatos.

Vale señalar que el acto comicial se dio por terminado ya que el tiempo había expirado y luego de efectuarse el escrutinio, personal policial de la División Criminalística se hizo cargo de la urna, previo realizar un peritaje en el salón del Centro de Jubilados.

EL CONSEJO DIRECTIVO

REPUDIO LO SUCEDIDO

Las elecciones dieron como ganadores a los candidatos de la Lista Verde de la agrupación ANUSATE, tanto a nivel nacional (Hugo “Cachorro” Godoy), como provincial (Olga Reynoso), y a los de nueve de las diez localidades santacruceñas donde existen filiales (solo fue derrotada en Río Turbio), pero el incidente ocurrido en Caleta Olivia eclipsó virtualmente esas novedades.

Por ello, el Consejo Directivo Provincial del gremio emitió a primera hora de ayer un comunicado de prensa a través del cual repudió lo sucedido y a modo de reflexión lanzó un elíptico interrogante: ¿De qué color es la barbarie, la ignominia, la desvergüenza y la falta de principios democráticos que se jactan en defender y respetar?

Ciertamente se trataba de un mensaje directo a los autores intelectuales del intento de robar una urna y agredir a una persona, por lo cual se insertó otra pregunta: “¿Cuáles son los intereses que defienden y las prebendas a las que aspiran que con un acto delincuencial caen a lo más bajo, descienden y son serviles a quienes denostan la actividad sindical?”.

Más adelante, el CDP señaló que “las lesiones que sufrieron los compañeros cicatrizarán, pero del acto vandálico y cobarde, quienes de ese modo propenden a ser conducción de la organización no saldrán impunes, porque el rechazo de la sociedad que repudia el accionar mafioso ya es un hecho y una sentencia”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico