Una abogada le manda fotos desnuda a un preso

Es un excliente de ella y le envió 50 imágenes porno a la cárcel. Fue denunciada por violar el código ético.

Una abogada escocesa fue denunciada por violar el código ético al descubrirse que le enviaba fotos suyas, desnuda, a un preso que fue condenado en julio a cinco años de prisión y que había sido cliente suyo.

La mujer, llamada Amy Spencer, de 28 años, trabajaba en el estudio de abogados de Tod y Mitchell de Renfrewshire, pero fue despedida de inmediato cuando se dio a conocer esta historia. “Como organismo profesional de abogados escoceses, nos tomamos muy en serio nuestras obligaciones regulatorias para garantizar que las personas tengan confianza en la profesión jurídica”, declaró formalmente la Sociedad de Abogados de Escocia, aunque no hizo una referencia puntual al caso de la doctora Spencer.

Las fotos fueron descubiertas por los guardias de la prisión de Low Moss, en las afueras de Glasgow, quienes encontraron las comprometedoras imágenes en un teléfono celular que hallaron en la celda de Grant McNamara, quien cumple condena por “asalto con arma blanca” (un cuchillo de carnicero), con la que hirió gravemente a su víctima. Según declararon los hombres del servicio penitenciario, reconocieron el rostro de la abogada, quien había ido a visitar en algunas ocasiones al detenido.

La mujer, doctorada en derecho en la Universidad de Glasgow, supo desempeñarse también en la función pública como fiscal de distrito, aunque desde hace cuatro meses abrió su propio bufete de abogados.

McNamara, en tanto, también tiene 28 años y no es la primera vez que termina en la cárcel por algún incidente grave. En este caso, el Tribunal del Sheriff de Paisley lo condenó por el ataque a Dale Mitchell, a quien le ocasionó con las cuchilladas heridas de consideración que, además, le dejaron cicatrices de por vida que lo afectan psicológicamente.

Pero el delincuente, hace ya dos años, también había estado en prisión luego de agredir con un hacha a un taxista con quien tuvo una discusión debido a una publicación en Facebook. Entonces, McNamara estuvo un tiempo detenido aunque, finalmente, recuperó la libertad de manera condicional. Ahora, con este nuevo delito, la condena a prisión fue efectiva y por eso está pasando sus días en la cárcel.

Aún no queda claro qué ocurrirá con la carrera de Amy Spencer, aunque es difícil que sea castigada más allá de una sanción ética.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico