Vidal dijo que no contemplará actos de extorsión y corrupción

Tras haber mantenido la reunión habitual de gabinete, el gobernador Claudio Vidal formuló declaraciones de prensa a través de las cuales marcó su preocupación sobre algunos temas que afectan a la población.

En principio, el mandatario santacruceño se refirió este lunes a la “extorsión” de un grupo empresarial hotelero de Buenos Aires que pretendió desalojar a 186 pacientes derivados de la Caja de Servicios Sociales.

En ese sentido, Vidal advirtió que “si la intención es presionarnos para que nosotros accedamos a cuestiones irregulares, eso no va a ser así bajo ningún punto de vista”.

Por ello lanzó públicamente un mensaje “para todos los empresarios hoteleros y de la prestación médica irregular, que muchas veces han generado convenios con el anterior gobierno. Nadie controlaba nada y se pagaban fortunas, pero eso se terminó”.

Para refrendar sus dichos, reveló que “hemos detectado pagos excesivos que no corresponden, por lo cual vamos a analizar qué es lo que tenemos que abonar”.

Añadió que a pesar que la obra social de los trabajadores estatales “está prácticamente fundida”, se constató que hubo funcionarios y amigos del poder que utilizaban pasajes aéreos para ir a Buenos Aires y hasta utilizaban hoteles para vacacionar.

En esa misma línea, Vidal señaló que “sabemos que hay gente molesta e incómoda, pero a mí me parece que para poder salir adelante las cosas tienen que ser más transparentes que nunca”.

Por esa razón, “estamos terminando con kioscos que hay en todo el Estado y no vamos a permitir la extorsión y tampoco la corrupción”, para luego admitir que “es cierto que a los problemas de 32 años de mala gestión no los podemos resolver en un mes, pero sí habrá cambios y eso será en beneficio de todos”.

COOPERATIVAS

Más adelante, el gobernador hizo referencias a irregularidades que se detectaron en los contratos con cooperativas de servicio, como el caso de una de ellas que, a través de sus directivos, cobraba siderales montos por limpieza en establecimientos educativos pero sus trabajadores percibían bajos salarios.

Al respecto, señaló que es inadmisible que en una provincia que tiene 35.000 trabajadores estatales activos haya 53 cooperativas con miles de trabajadores, que prestan servicio en los sectores públicos como escuelas y hospitales.

“¿Cómo puede ser que además se contrate al privado, como la empresa Macro, en donde el año pasado el resultado de transferencia económica fue de casi 1.500 millones y sus trabajadores tenían salarios de que iban de los 80 a los 120 mil pesos?”, se preguntó.

Además, indicó que esta situación se mantuvo por años, por lo cual sostuvo que “para aquellos que ponen en duda nuestra gestión, insisto en que lo que estamos haciendo es corregir y terminar con lo que estaba mal: terminar con los cientos de kioscos que hay en esta provincia”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico