Volvió a romperse el acueducto y se raciona el suministro en Caleta Olivia

Otra tubería del deteriorado tramo del acueducto troncal que va desde el cerro Pan de Azúcar hasta Caleta Olivia se fisuró en la madrugada de ayer, volviendo a poner en vigencia la emergencia hídrica. La empresa provincial Servicios Públicos puso en marcha un programa de racionalización del suministro de las reservas que afortunadamente estaban altas, pero no hay certeza de que el problema pueda solucionarse hoy.

Caleta Olivia (agencia)

Esta es la segunda rotura que se produce en lo que va de 2013 y fue detectada poco antes de las 3 de la madrugada a unos 25 kilómetros al norte de esta ciudad, casi a la altura del ingreso a la estancia El Mangrullo.
Allí se observaba no sólo una inmensa e informe laguna, sino también numerosos caños destruidos que fueron reemplazados en el curso de los últimos años, todos ellos evidenciando el óxido que se propagó porque esta obra, inaugurada en 1999 y que aporta 600 metros cúbicos por hora a la ciudad del Gorosito, nunca recibió protección catódica.
El sector es el mismo donde a principios de diciembre se produjeron siete roturas sucesivas que pusieron en vilo durante 15 días a la ciudad generando multitudinarias marchas de protesta con fuertes críticas a las autoridades políticas, habida cuenta de que ya suman alrededor de 150 las cañerías que se cambiaron en el lapso de una década.

HABIA SUFICIENTES
RESERVAS
Esta vez el único alivio es que las cisternas de la ciudad que almacenan unos 15 mil metros cúbicos estaban suficientemente altas como para afrontar la contingencia,
No obstante, la gerencia distrital de Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE) reactivó un programa de contingencia racionando el suministro a la zona céntrica y los barrios, al tiempo que procuraba optimizar el caudal que proviene de los acuíferos de Meseta Espinoza y Cañadón Quinta que no son suficientes para atender la demanda de una ciudad de casi 70 mil habitantes.
El éxito del programa de racionamiento dependerá de la hora en que pueda ser reparado el acueducto que proviene del Cerro Arenales y que se alimenta del principal ramal que nace en el Lago Musters.
En horas de la mañana voceros de la gerencia distrital de SPSE indicaron que llevaría todo el resto del día drenar con bombas la zona inundada, estimando que a las 14 de hoy la cañería de hierro y asbestocemento dañada estaría reemplazada.
A partir de ese momento, habría que esperar otras 12 horas para rellenar el conducto y comenzar a recuperar el nivel de las cisternas que constituyen la reserva de la ciudad, por lo cual el suministro se normalizaría recién mañana antes del mediodía.

PODRIAN ACELERAR LOS TRABAJOS
Sin embargo, con el transcurrir de las horas cobró fuerza la posibilidad de que se aceleren los trabajos en razón de que el propio presidente de SPSE, Julián Osorio, se hizo presente en el lugar de la rotura y desde allí se dirigió hasta Comodoro Rivadavia para entrevistarse con directivos de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL).
El funcionario santacruceño dijo a Diario Patagónico que iba a solicitar a la entidad comodorense que interceda ante el gremio que nuclea a los trabajadores de la misma para que una cuadrilla pueda trabajar después de su horario normal, habida cuenta de la nueva emergencia que afronta la comunidad caletense.
Los resultados de esa reunión no se conocían hasta el cierre de este informe periodístico, pero de todos modos las tareas de drenaje ya habían comenzado después del mediodía.
Vale recordar que la construcción del acueducto paralelo es el que se proyectó siguiendo la traza del que se encuentra deteriorado, a partir del cerro Pan de Azúcar y hacia el sur.
Al respecto, Osorio comentó a Diario Patagónico que solo se tendieron unos 6 o 7 kilómetros de cañerías, pero por complejas razones la obra se paralizó y ahora hay que buscar fondos para reactivarla, aunque al referirse al presupuesto no dio una cifra precisa, evaluando que se necesitan entre 40 y 100 millones de pesos.
Al mismo tiempo, el presidente de SPSE optó por no hablar de  responsables de la obra inaugurada a fines de la década del 90, limitándose a decir que es sabido que no tiene protección catódica y y que él prefería no hablar del pasado sino buscar soluciones para el futuro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico