La obra de la morgue judicial está finalizada y sólo resta la compra de un equipo de rayos

La obra de la morgue judicial de Comodoro Rivadavia que se construyó en el Cementerio Oeste ya está terminada. El proyecto que fue dirigido por el arquitecto Javier Fabián, con las recomendaciones del Cuerpo Médico Forense, será de vanguardia en la provincia. Las autopsias se podrán grabar y se transmitirán en un cuarto vecino donde podrán ser observadas por los abogados de parte, fiscales y jueces. Para su habilitación solo falta la compra de un equipo de rayos X.

Ante el colapso de la morgue del Hospital Regional y el pedido del director de ese centro asistencial Luis Cisneros para que la morgue judicial sea habilitada cuanto antes, un equipo de El Patagónico recorrió las instalaciones de la obra, en el Cementerio Oeste, las cuales ya están terminadas.
La visita fue guiada por el arquitecto del Superior Tribunal de Justicia y director de la obra, Javier Fabián, quien también tiene a cargo la obra de la Ciudad Judicial de Comodoro Rivadavia.
La morgue tiene 170 metros cuadrados de construcción y es de avanzada. Cuenta con una sala de espera para los familiares, oficinas para los médicos forenses, con cocina y baño para los mismos.

AUTOPSIAS GRABADAS
Incluso la morgue judicial presenta una metodología innovadora para el sistema penal del Chubut. La sala de autopsias tendrá un anexo vidriado en el que se podrán observar las mismas.
Ese espacio podrá ser utilizado por los peritos de parte, abogados de parte, fiscales, defensores y jueces.
Contará con un sistema de televisión en el que se podrán observar en pantalla las autopsias. Con esa finalidad se dispusieron dos soportes de cámaras sobre las camillas. Será la única morgue en la provincia de Chubut que tendrá ese acceso para las partes involucradas en una causa judicial.
La sala de autopsias cuenta además con dos camillas especiales, con un regador, un aspirador y un triturador, además de extractor de olores y un brazo hidráulico para trasladar los cuerpos.
Cada camilla está iluminada con faroles móviles de quirófano y permitirán realizar al menos dos autopsias a la vez en casos de catástrofes o accidentes de tránsito en el que se requiera el examen de varios cadáveres.
La morgue cuenta con seis heladeras para refrigeración de cuerpos, con un sofisticado sistema de rodillos para introducir y extraer la bandeja con los cadáveres.
Hay que recordar que en la morgue del Hospital Regional, que según su director Luis Cisneros está colapsada de cadáveres, tiene solo en funcionamiento óptimo tres heladeras que enfrían, las otras no funcionan.
Una de las médicas forenses de esta ciudad, Eliana Bevolo destacó que desde la dirección del proyecto, el arquitecto Fabián tuvo en cuenta las recomendaciones que dichos profesionales hicieron respecto a las funcionalidades.
En Argentina las morgues judiciales siempre estuvieron preparadas para hombres forenses por lo que los baños solo eran para ese género. Con adaptaciones la morgue local tendrá un baño para las mujeres forenses con cambiadores de ropa.
En la morgue del Hospital Regional los forenses se cambian en el mismo lugar donde practican las autopsias.

EQUIPAMIENTO
Lo único que resta para la habilitación es la compra de un equipo de rayos X que es muy útil, entre otros objetivos, para determinar si cuerpos carbonizados tienen restos de plomo de alguna herida de arma de fuego.
El Superior Tribunal de Justicia ya abrió la licitación de la compra del equipo. Una vez instalado el equipo de rayos, el trabajo en la morgue judicial recién podrá comenzar.
El edificio cuenta con un ingreso para una morguera para introducir los cuerpos por el reverso de las heladeras que tienen otra puerta en la sala de autopsias. Todo ha sido pensado. Incluso Fabián comentó que una puerta de ese depósito da hacia el camposanto, preparada para hacer ingresar un cadáver que deba ser exhumado.
Antes las autopsias de exhumaciones se realizaban a cielo abierto en el Cementerio Oeste. La morgue iba a ser construida inicialmente en la Ciudad Judicial, pero se pensó que el camposanto era el lugar más adecuado, ya que estaba impactado ambientalmente.
Los proyectos se iniciaron en 2008. Su construcción se anunció en diferentes gestiones y finalmente la obra ya está concluida, a la espera de la instalación del último aparato para dar comienzo a la mudanza desde la morgue del Hospital Regional.
La morgue cuenta con el descarte de residuos patológicos con un mecanismo en el que el recolector abre con llave desde afuera del recinto y retira de un depósito preparado especialmente para ello.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico