A la argentina atropellada en Cancún le robaron la cartera y las zapatillas

Yésica Sol Samoiloff iba como acompañante en una moto cuando fue embestida por un auto. Su amigo murió en el acto pero ella permanece en coma. Sufrió fractura de cráneo, tibia, peroné y aplastamiento de pelvis. No tiene seguro médico y su familia inició una colecta por las redes.

El estado de salud de Yésica Sol Samoiloff (33), la joven marplatenese que fue atropellada en Cancún el 28 de diciembre, sigue siendo crítico. “Permanece ventilada mecánicamente con un respirador en coma farmacológico y fue diagnosticada con una isquemia cerebral en la zona del tálamo. A esto se le suma una fractura expuesta de tibia, peroné y aplastamiento de pelvis”, precisó a Infobae Victoria Priore, su mejor amiga.

Al momento del accidente, Yésica no contaba con seguro médico y fue trasladada de urgencia al Hospital General De Cancún “Jesús Kumate Rodríguez”, donde la familia tiene que pagar alrededor de 200 dólares por día y “la atención médica es precaria”, se quejó Victoria.

En estos momentos, Yésica está acompañada por su hermana Karen, quien viajó el 31 gracias a una colecta y sigue de cerca su evolución. “El tipo de daño neurológico recién lo van a poder determinar una vez que la desentuben y le saquen la sedación. Ahora están tratando de bajarle el edema cerebral que tiene con la medicación que le están suministrando. Y una vez que despierte tendrán que someterla a varias operaciones para que pueda volver a caminar”, especificó Victoria, quien se puso al frente de la difusión del caso -junto al cuñado de Yésica- para recaudar el dinero que se necesita para su tratamiento.

“Se fue juntando dinero pero no lo suficiente. En el hospital faltan muchos insumos. Un ejemplo de ello es que no contaban con los insumos para hacerle una tracción de la piel de la pierna, que es un método para estabilizar fracturas de fémur antes de la cirugía, y la mantenían levantada con una sábana”, se indignó.

Tras averiguaciones que realizó la familia con la ayuda de conocidos de Yésica pudieron dar con el video de una cámara de seguridad donde ven a la automovilista cruzando el semáforo y luego embistiendo a otro vehículo. “Sabemos que es un Mercedes Benz nuevo. Eso da la pauta de que pertenece a una familia de buena posición económica, lo que nos hace sospechar de que están tratando de tapar la noticia”, intuyó Victoria.

Una vez que Jésica mejore, su hermana tiene planeado contactar a un abogado mexicano para que los ayude a llevar el caso adelante y poder dar con el paradero de la conductora del Mercedes Benz, que continúa prófuga.

El accidente ocurrió el pasado 28 de diciembre cerca de la medianoche, cuando Yésica viajaba como acompañante en una moto que fue embestida por un auto. Su amigo Jesús, que era quien manejaba, falleció en el acto. “Ese día Yésica estaba de franco y había salido a tomar algo con su amigo. Todo ocurrió cuando estaban volviendo para el hostel donde se aloja ella”, relató Victoria.

“La hermana se enteró de los sucedido a través del Facebook ‘Argentinos en Cancún’ porque uno de sus integrantes subió el DNI de Jésica y dijo que necesitaba comunicarse con su familia porque había tenido un accidente. Apenas lo vio, le escribió de inmediato”, indicó.

El DNI había sido encontrado por una mujer de nacionalidad uruguaya que paseaba por la zona hotelera, en el momento del accidente. “Mientras Yésica esperaba que llegara la ambulancia le robaron la cartera y las zapatillas. Esta señora tuvo la amabilidad de contactar a alguien de ese grupo para que lo compartiera y por suerte su hermana leyó el mensaje”, remarcó.

Yésica había llegado a Cancún hacía 5 meses, donde se ganaba la vida trabajando como modelo y promotora de eventos. “Como es muy bonita, se hizo un book de fotos, lo repartió en varias agencias y la llamaron de inmediato”, dijo su amiga.

Incluso, estaba muy contenta porque en el último mes la habían convocado para distintas fiestas de fin de año y cada vez estaba más cerca de su sueño: “Ella estaba juntando el dinero necesario para irse a vivir a Europa”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico