Abrieron la investigación por un abuso sexual agravado en Río Mayo

Por pedido del Ministerio Público Fiscal, el juez Alejandro Rosales formalizó la investigación preparatoria de juicio contra un sujeto de 45 años, imputado como presunto autor del delito de abuso sexual agravado en dos hechos. Dictaron una orden de prohibición de acercamiento y contacto por cualquier medio entre el imputado, la víctima y su madre.

El acto judicial estuvo presidido por el magistrado Alejandro Rosales. La fiscalía fue representada por la fiscal Laura Castagno. El sospechoso, en tanto, recibió la asistencia técnica de los abogados Rodrigo Miquelarena y Martín Castro. Los profesionales participaron de la audiencia mediante comunicación telemática desde la ciudad de Rawson. Asimismo, estuvo presente el Asesor de Menores, Tomás Malerba.

Castagno informó los hechos que figuran en la pieza de pedido de apertura. En este sentido, señaló que las situaciones de abuso ocurrieron durante los años 2017 y 2018, en la localidad de Río Mayo.

Con respecto a la calificación jurídica provisoria, indicó que la conducta que se atribuye al imputado es constitutiva del delito de abuso sexual simple contra una menor de 13 años, agravado por ser cometido por el encargado de la guarda, en carácter de autor, en la modalidad de delito continuado, en concurso real con abuso sexual simple agravado por ser cometido por el encargado de la guarda, en carácter de autor.

Por otra parte, la investigadora requirió un plazo de cuatro meses de investigación. También solicitó que al concluir la audiencia judicial, el procesado se presente en las oficinas del Área de Criminalísticas, a los fines de que se le aplique el protocolo único de identificación de personas.

Asimismo peticionó al juez que se dicte una orden de prohibición de acercamiento entre el imputado, la víctima y su madre, durante el plazo de investigación.

A su turno, los abogados defensores refirieron que en principio, no compartían la calificación legal propuesta por la fiscalía, pero no se opusieron al pedido de formalización de la investigación.

A ello, solicitaron que se agreguen dos meses al plazo de investigación. El fundamento del pedido, se basó en las distancias a recorrer, para poder ejercer una correcta defensa material de su asistido. Por su parte, el Asesor de Menores y Familia, peticionó al juez que se notifique al Ministerio correspondiente sobre la situación procesal del denunciado.

Luego de escuchar los pedidos de las partes, Rosales resolvió: tener por formalizada la investigación preparatoria de juicio contra el imputado, en orden a los hechos expuestos por la parte acusadora y la calificación legal propuesta.

Asimismo, dispuso otorgar un plazo de seis meses de investigación, a fin de garantizar el derecho de defensa. Finalmente, dictó una orden de prohibición de acercamiento y contacto por cualquier medio, entre el procesado, la víctima y su progenitora.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico