Absolvieron a uno de los condenados por el homicidio del sereno González

En el marco de la impugnación de sentencia que se realizó en la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia a instancia de los defensores particulares de los condenados por el homicidio del sereno José Luis González –ocurrido en noviembre de 2015-, el tribunal de segunda instancia confirmó la condena de 10 años y 8 meses que recibió Juan Gómez, pero absolvió de culpa y cargo a Pablo Levien, ordenándose su inmediata libertad.


El tribunal de la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia fue integrado en esta ocasión por los jueces Guillermo Müller, Daniel Pintos y Carina Estefanía, quienes tuvieron a cargo la impugnación de sentencia que fuera presentada por los defensores de Juan Gómez (el abogado Guillermo Iglesias) y de Pablo Levien (el abogado Sergio Romero). La Fiscalía, en tanto, estuvo representada por la fiscal general, Camila Banfi.
En ocasión de realizarse la audiencia, ambos defensores plantearon los agravios del fallo, destacándose la valoración de la prueba que fuera realizada por el tribunal de grado, la autoría y el cuestionamiento al agravante del artículo 41 bis.
En el caso de Levien, su abogado sostuvo que la valoración de la prueba fue arbitraria y se colocó a su asistido en el lugar del crimen cuando en realidad no se encontraba allí y que el tribunal consideró como indudable la participación de su asistido contando únicamente con la pericia genética obtenida del lugar donde se produjo el homicidio y que ello no puede probar la actividad desarrollada.
Romero señaló que los jueces fueron imprecisos, que indicaron que los disparos se produjeron indistintamente por ambos imputados, con lo cual no quedó en claro la autoría del delito y la teoría del caso del Ministerio Público Fiscal no fue probada.
Criticó también que se le diera importancia al testimonio de una íntima amiga de la madre del imputado Gómez y también la valoración de los testimonios de dos testigos de oídas y con lazos familiares con el otro imputado.
Finalmente solicitó la absolución de su asistido y de manera subsidiaria, que su participación sea considerada como secundaria con la quita del agravante del artículo 41 bis del Código Penal.
En términos similares se expresó en el defensor de Gómez, pero además sostuvo, en virtud de la duda que se planteó sobre la autoría, que se califique el hecho como homicidio en agresión.
Mientras, la Fiscalía pidió que se confirme la sentencia en todos sus términos y se mantenga la prisión preventiva de los dos condenados.
El tribunal pasó a analizar el caso y llegó a la conclusión de que no fue suficiente la prueba para sostener la coautoría por parte de Levien. Si bien se aportó una prueba científica que lo ubicó en el lugar del crimen, ello no alcanzó para sostener la calificación y en consecuencia, por unanimidad, se resolvió revocar la sentencia condenatoria en su contra y absolverlo de culpa y cargo, ordenándose su inmediata libertad.

EL CASO
Hay que recordar que el homicidio de sereno José Luis González ocurrió el 25 de noviembre de 2015 alrededor de las 7. Según la Fiscalía, los imputados se apersonaron en el predio de la empresa Hidráulica del Sur, del barrio Stella Maris, allí dentro de un tráiler se encontraba trabajando la víctima.
La parte acusadora entendió que Gómez efectuó un disparo con un arma de fuego, el cual impactó en la cabeza de la víctima provocándole la muerte. A su vez se lesionó la mano al romper el vidrio de la puerta del tráiler, por lo que le habría pasado el arma a Levien para que este también efectuara disparos, luego de lo cual se habrían retirado por calle Gatica, sin percatarse que Gómez fue dejando un goteo de sangre hasta su casa y ese camino fue el que siguió la policía para dar con él.
Por el caso fueron juzgados y condenados en primera instancia Juan Gómez y Pablo Levien a la pena de 10 años y 8 meses de prisión como coautores del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Los dos llegaron a la instancia de debate beneficiados con arresto domiciliario y a pesar de haber recibido la condena con una pena alta, el tribunal entendió que podían mantener el beneficio y así lo autorizó oportunamente, aunque con el correr de los meses Gómez violó ese beneficio y volvió a prisión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico