Acusan a Almonacid de haber asesinado "a traición" a Nogales

La pareja que el miércoles se entregó ante la Justicia por su vinculación con el homicidio de Jeremías Nogales, ultimado de cuatro disparos afuera de un bar del barrio Newbery en la madrugada del sábado 19 de agosto, fue imputada ayer por la jueza Daniela Arcuri. Según la acusación, Leandro Almonacid habría planeado el ataque. Recibió un mes de prisión preventiva como uno de los presuntos autores del crimen. Un tercer implicado aún no está identificado.

En la sede de los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se celebró ayer la audiencia de control de detención y apertura de la investigación por el asesinato ocurrido durante la madrugada del 19 de agosto y que se cobró la vida de Jeremías Sebastián Nogales (35).
La funcionaria fiscal Eve Ponce solicitó que se declarara legal la detención de ambos imputados en virtud de que pesaba sobre ellos las respectivas órdenes de captura autorizadas por la jueza penal Daniela Arcuri, quien libró las detenciones el mismo día en que ocurrió el homicidio.
Leandro Marcelo Almonacid (23) y su pareja, Cyntia Cárcamo, se presentaron el miércoles por la mañana ante la Oficina Judicial para ponerse a disposición de la Justicia.
La representante fiscal detalló que a las 4:30 del sábado 19 de agosto Nogales abandonó el bar "Luc Joa", ubicado sobre la calle Patagonia casi Rivadavia, junto a dos mujeres que lo acompañaban. Detrás de ellos se retiró Almonacid y otro individuo que aún no está identificado, quienes se dirigieron a un Volkswagen Gol gris estacionado en las cercanías.
Cárcamo, de 22 años, esperó en el interior del automóvil, mientras Almonacid tomó un arma de fuego y luego se fue detrás de la víctima para efectuarle seis disparos por la espalda, relató la Fiscalía.
Los investigadores presumen que el individuo que acompañaba a Almonacid también habría disparado. Los atacantes corrieron y abordaron el auto que condujo la mujer.
En ese marco, la funcionaria fiscal calificó el delito como homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de coautores para la pareja. Argumentó que existen elementos de convicción suficientes para tenerlos como coautores del crimen con acuerdo o plan previo.
Por ello, Ponce requirió el plazo de cuatro meses de investigación e igual plazo de prisión preventiva para ambos imputados a partir de la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación. Recordó además la gravedad del delito.

CUATRO TIROS
La representante fiscal expuso que la muerte de la víctima fue a causa de un shock hemorrágico irreversible por cuatro heridas de arma de fuego en la espalda. La funcionaria sostuvo como agravantes la nocturnidad en que fue cometido el asesinato y que los disparos fueron "a traición, por la espalda", describió durante el acto judicial.
En contraposición, el defensor particular de los sospechosos, Guillermo Iglesias, se opuso a la apertura de investigación respecto a la mujer y solicitó que no se autorice la misma, "ya que no aparece la acción que se le imputa". Tampoco se acreditó la actividad previa que indique su participación en el homicidio, argumentó.
Respecto de Almonacid el penalista no se opuso a su detención, pero sí a la prisión preventiva. Pidió que sea solo por el término de un mes y requirió la libertad de Cárcamo.
La magistrada resolvió declarar legal la detención de ambos imputados y dio por formalizada la apertura de la investigación preparatoria por el asesinato del habitante del barrio Abásolo. A partir de las pruebas y testimonios, imputó a Almonacid por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor; y de partícipe secundaria para Cárcamo.
Arcuri además decretó la prisión preventiva por un mes para el hombre y le impuso medidas sustitutivas a la mujer con prohibición de salir de esta ciudad y de acercamiento a los testigos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico