Al hombre asesinado ya lo habían baleado en otras dos oportunidades

A Juan Ignacio Troncoso, a quien mataron de un disparo en el tórax el lunes a las 21:45 frente al edificio 49 del barrio 30 de Octubre, ya lo habían baleado dos veces en ese mismo complejo habitacional. El 18 de marzo de 2017 le habían pegado un tiro en una pierna y la víctima le había relatado a la policía que se trató de una bala perdida. El 10 de diciembre de 2012 lo habían baleado en ambas piernas y en un glúteo. Esa vez no quiso denunciar el ataque y todo hacía presumir que se trataba de un ajuste de cuentas, el mismo móvil sobre el que hoy trabajan los investigadores en busca de dar con los autores del tercer homicidio registrado este año en Comodoro Rivadavia.

Tal como adelantó ayer El Patagónico de manera exclusiva, a Juan Ignacio Troncoso (36), lo mataron el lunes por la noche de un disparo en el tórax. Sucedió frente al edificio 49 del Sector 5 de las 1008 Viviendas.

A partir de la investigación que desarrolla la Justicia, se desprende que Troncoso ya había sido atacado a tiros dos veces en ese mismo barrio, una en 2017 y otra en 2012, pero en ninguna de las dos ocasiones la víctima denunció las agresiones y la policía tuvo que actuar de oficio.

El 18 de marzo del año pasado, la policía fue anoticiada desde el Hospital Regional que había ingresado a la guardia un hombre con un disparo en una pierna diciendo que fue víctima de una bala perdida. Los efectivos policiales lo identificaron como Juan Ignacio Troncoso, quien se negó a radicar una denuncia.

Ya el 10 de diciembre de 2012, Troncoso había sido hospitalizado con heridas de bala, pero no aportó ningún dato a la policía sobre las circunstancias del ataque y de sus posibles agresores.

Esa vez lo habían baleado en plena tarde, a las 17:30. Un policía que cubría un servicio adicional en el mercado “Cachito”, cerca de las 1008 Viviendas, escuchó varias detonaciones de arma de fuego y alertó al Centro de Monitoreo. Entonces, un patrullero que recorría ese sector acudió y se encontró con el hombre baleado en ambas piernas y en un glúteo.

Un incidente parecido ocurrió el último lunes a las 21:45. Efectivos de la Seccional Quinta que efectuaban una recorrida por el sector, escucharon una detonación y se dirigieron al lugar. Al pasar por el salón de usos múltiples del barrio, al costado del playón deportivo, encontraron a Troncoso malherido. Los agentes solicitaron una ambulancia que trasladó de urgencia a la víctima hasta la guardia del Hospital Regional, en donde ingresó con un disparo que le atravesó el tórax de derecha a izquierda. Cerca de una hora después de su ingreso al nosocomio, sobre las 23, se confirmó su fallecimiento.

Inmediatamente se hicieron presentes en el lugar el fiscal Adrián Cabral y la funcionaria de fiscalía Natalia Gómez, así como personal policial de la Brigada de Investigaciones y Criminalística.

Se supo que la herida habría sido provocada por el proyectil de una pistola 9 milímetros. Mientras tanto, en el lugar del ataque encontraron una vaina de ese calibre marca “Luger” y un seguro de la pistola.

La policía trabajó en el lugar entrevistando a personas que conocían a la víctima, como así también a sus familiares, pero hasta el cierre de esta edición no había testigos presenciales del homicidio.

Hubo algunos comentarios que llegaron a oídos de los investigadores sobre la participación de un vehículo en el que viajaban tres ocupantes. Sin embargo, tampoco es tomado como una pista firme.

A la vez, personal de la Brigada de Investigaciones –que trabaja al mando de los comisarios Andrés García y Pablo Lobos- presume que no se trató de un robo y que el móvil del homicidio sería un “ajuste de cuentas”. Asimismo, anoche procuraban analizar imágenes captadas por las cámaras de seguridad del sector.

La víctima que trabajaba de changas de albañilería, residía con su pareja en un departamento del Sector 5 y era muy conocido por la barriada.

El homicidio de Troncoso representa el tercer asesinato registrado este año en Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico