Alemania iniciará mañana un nuevo confinamiento

El Gobierno alemán aplicará estrictas regulaciones a partir del lunes y -en principio- hasta fines de noviembre para frenar el fuerte aumento de nuevas infecciones de coronavirus que se registra en todo el país desde las últimas semanas y en busca de disminuir la amenaza de un colapso del sistema de salud.

El aumento de las tasas de contagios, la imposibilidad de hacer un seguimiento de contactos de personas infectadas por parte de muchas de las autoridades y el número de casos graves obligó al Ejecutivo alemán a tomar la semana pasada la decisión de imponer un confinamiento a partir de mañana.

Antes de que el sistema de salud se sobrecargue y se pierda el control sobre la situación, el Gobierno central y los regionales decidieron imponer cuatro semanas de restricciones estrictas.

A las medidas de distancia física preventiva y el uso del tapabocas se les sumarán fuertes restricciones en sitios donde se produzcan brotes de coronavirus.

No obstante, en esta ocasión, las reglas de confinamiento parcial no incluirán el cierre de guarderías y escuelas como en marzo, y los comercios y peluquerías también permanecerán abiertos, informó la agencia de noticias Europa Press.

A partir de mañana los restaurantes y bares, museos, cines, teatros y óperas, piletas y gimnasios deberán cerrar sus puertas.

A diferencia de las últimas semanas, la aplicación de restricciones será más o menos igual en toda Alemania aunque seguirán habiendo diferencias regionales.

Regirán regulaciones estrictas sobre el número de personas que podrán reunirse dentro de sitios cerrados y fuera de ellos. En principio, solo los miembros de dos viviendas, y un máximo de diez personas en total podrán reunirse en público.

El Gobierno también pidió a los ciudadanos evitar los viajes y las visitas "innecesarias", aunque se aceptarán las visitas a hospitales, asilos y residencias de ancianos, por lo que deberá haber test rápidos para pacientes y residentes, para el personal y los visitantes tan pronto como sea posible.

Los servicios de bienestar social y de la juventud y los centros de asesoramiento también permanecerán abiertos a fin de interceptar o prevenir las emergencias en la medida de lo posible.

Por otra parte, los deportes profesionales, como la Bundesliga, tendrán que prescindir otra vez de espectadores, y solo los deportes individuales o en pareja estarán permitidos.

Los servicios de culto y las manifestaciones de protesta en las calles no se mencionan en la resolución gubernamental, por lo que seguirán estando permitidas pero sujetas a condiciones.

Además, desde mañana los hoteles y otros alojamientos ya no podrán recibir turistas y los que ya están en Alemania deberán hacer las valijas y regresar a sus hogares el 2 de noviembre o poco después.

En dos semanas, el Gobierno federal y los de los estados alemanes se volverán a reunir para hacer los "ajustes necesarios", pero algunos políticos ya admiten que no hay garantía de que las restricciones se limiten realmente a noviembre.

Alemania registró ayer 19.059 nuevas infecciones de coronavirus, la cifra de contagios diarios más alta del país desde que se detectó el primer caso en enero, informó el Instituto Robert Koch (RKI), encargado del control de enfermedades infecciosas.

Desde el inicio de la pandemia, Alemania cuenta con 539.530 casos confirmados y 10.507 muertos a causa de la Covid-19.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico