Argentina y Chile preparan la serie de la Copa Davis

Volvieron a entrenar en San Juan los equipos de Argentina y Chile, que desde el viernes buscarán su pasaporte al repechaje caminó a la elite. Será en dos días y al mejor de tres sets.

Muchos aficionados acompañaron ayer el entrenamiento que realizaron los equipos de Argentina y Chile, que entre el viernes y sábado disputarán en San Juan la serie que le permitirá jugar en setiembre el repechaje que definirá el ascenso al Grupo Mundial de la Copa Davis.

Diego Schwartzman fue el último que se sumó al equipo argentino que empezará su camino para volver al Grupo Mundial.

El equipo que capitanea Daniel Orsanic trabajo el pasado lunes y ayer con su plantel completo en el estadio Aldo Cantoni, sede de la esperada serie copera.

Orsanic y su cuerpo técnico trabajó en doble turno con el Peque Schwartzman, la principal figura del equipo; Guido Pella, Nicolás Kicker, Máximo González y Guillermo Durán.

“Es maravilloso integrar este equipo. Siento mucho orgullo por representar a mi país. Nunca me toco ser sparring y ahora puedo jugar”, comentó Kicker, quien debutará en la Copa Davis.

Nicolás Massú, capitán del equipo de Copa David de Chile, anticipó que “tratarán de dar una sorpresa”.

“Chile tiene un equipo joven, en pleno crecimiento, y Argentina es una potencia mundial del tenis, que hace poco salió campeón de la Davis e independientemente de las ausencias que pueda tener, está en condiciones de formar varios equipos”, analizó el Vampiro.

“Venimos de jugar un repechaje con Canadá el año anterior y creo que tenemos nuestras posibilidades ante Argentina”, recordó Massú.

Massú dirige un equipo conformado por Jarry, Christian Garín, Marcelo T. Barrios Vera, Alejandro Tabilo y el doblista Hans Podlipnik Castillo.

La serie se jugará el viernes a partir de las 14 con el nuevo formado de dos días y al mejor de tres sets. El ganador jugará en setiembre el repechaje, ante un rival del Grupo Mundial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico