Asistió a una fiesta y descuartizó a una persona

Según las investigaciones preliminares, uno de los asistentes a la celebración habría atacado a la víctima con un arma cortante hasta matarlo.

Un macabro crimen se registró en la ciudad ubicada en el extremo sur de Chile, donde un cuerpo descuartizado fue hallado al interior de una casa. La víctima del crimen, hasta ahora no identificado, era un conocido cercano del hasta ahora único sospechoso, identificado como Adalio Mansilla.

El hecho ocurrió el pasado sábado al interior de una vivienda, situada en la Población Nelda Panicucci de Punta Arenas. Los primeros antecedentes se referían a la aparición de un cuerpo mutilado y cercenado repartido por distintos rincones del lugar.

De acuerdo a los antecedentes preliminares proporcionados por la policía, se trataría de un hombre que habría participado, junto a otras personas de una fiesta en la que registró alto consumo de alcohol en horas de la madrugada. En un momento, uno de los asistentes de la celebración habría atacado a la víctima con un arma cortante, repitiendo la acción un sinnúmero de veces hasta matarlo.

No conforme con percatarse de la muerte del hombre, buscó una herramienta cortante, con la que descuartizó y demembró el cuerpo del fallecido, dejando las partes del cuerpo repartidas dentro de la casa.

HOMICIDA CON PRONTUARIO

Tras cometer el crimen, Adalio Mansilla Quinchamán le habría confesado el hecho a su madre, y fue ella quien llegó con la información a Carabineros. El diario local El Pingüino informó además que “no se descarta que existan más personas involucradas”.

En cuanto al único detenido, hasta ahora, se reveló que se encontraba sometido a un exhaustivo interrogatorio la noche del sábado, en calidad de acusado y presunto autor y que cuenta con otros antecedentes.

Cuando era todavía menor de edad, en 2009, Mansilla Quinchamán debió cumplir una pena de 5 años de internación en el complejo penitenciario de Río de los Ciervos, al ser encontrado culpable de la muerte de Oscar Ojeda Loncomilla, asesinato cometido en febrero de ese mismo año.

Según información divulgada por distintos medios, el asesino tiene otros antecedentes por los delitos de amenazas, porte de arma cortante, violación de morada, lesiones menos graves, lesiones graves y homicidio calificado.

En específico, una situación ocurrida la madrugada del 15 de junio de 2015, y que contó con amplia cobertura de los medios, se dio cuando Mansilla comenzó una discusión con su pareja, a la cual agredió. Acto seguido, sacó un arma blanca y comenzó a amenazarla.

Este hecho derivó en la intervención de Claudio Donoso, quien no pudo impedir que el sujeto cortara en el hombro a la mujer, y además a él, quien tras ser herido con una serie de puñaladas cayó desplomado y muerto en el patio del lugar donde ocurrió el ataque.

Mansilla no se detuvo allí, salió del lugar y agredió con la misma arma a otro amigo, quien había estado compartiendo con ellos, y que regresó al lugar a buscar una mochila que había olvidado, al encontrarse con el hecho, fue embestido por el criminal y fue agredido. Al salir de la casa, además, se cruzó con un transeúnte al que también atacó.

Por todo lo ocurrido, Adalio Mansilla fue condenado a diez años y un día por el delito de homicidio, a lo que se sumaron, en su momento, otras tres penas de 61 días por lesiones menos graves.

En octubre de 2021, con la mitad de la pena cumplida, le fue otorgada la libertad condicional por su conducta intachable dentro de la cárcel y también gracias a un favorable informe de Gendarmería de Chile.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico