Bélgica: la traición de Courtois a De Bruyne que forma parte del conflicto

La relación entre el atacante y el arquero es una de las más ásperas del plantel belga que hoy está marcado por tensiones y frustraciones.

El camino de la Selección de Bélgica en el Mundial de Qatar 2022 no está siendo lo que se creía en la previa al inicio del torneo. El equipo de Roberto Martínez, que por individualidades era el candidato a pasar a octavos de final sin problemas, está tercero en su grupo por detrás de Croacia y de Marruecos y deberá definir su situación en el último duelo frente la subcampeona del mundo este jueves.

En medio de la crisis futbolística, fue el técnico español el que admitió “tensiones en el grupo”, con algunos referentes distanciados entre sí como Kevin De Bruyne y Thibaut Courtois por una pelea que los tuvo como protagonistas hace ocho años atrás.

A pesar de conocerse desde niños, haber compartido equipo en el Chelsea y diferentes categorías juveniles de la selección belga hasta llegar a la mayor, actualmente no tienen relación debido a un episodio en particular.

Caroline Lijnen es la ex novia de Kevin De Bruyne, a quien conoció cuando todavía militaba en las filas del Werder Bremen alemán con 20 años. Ambos mantuvieron un noviazgo hasta el 2014, cuando la belga decidió viajar a Madrid junto a unas amigas por unos días.

Por aquel entonces Courtois estaba en la capital española tras haberse marchado a préstamo del Chelsea al Atlético. Ambos aprovecharon para verse ya que se conocían por medio de De Bruyne. Sin embargo, la amistad se transformó en una relación paralela en muy poco tiempo a pesar de que el arquero estaba esperando a su segundo hijo con la española Marta Domínguez.

“Thibaut me dio lo que yo no había recibido durante tres años de relación con Kevin. Con él pude hablar de todo y hasta me preparó una cena deliciosa. Kevin nunca hizo eso por mí. Pensé que si Kevin me había traicionado ¿por qué no podía hacerlo yo?”, reveló Caroline en una entrevista con la revista Story en 2014.

Todo esto se dio en la antesala del Mundial de Brasil y por ese entonces fue la jefa de prensa de los Red Devils la que debió salir a calmar las aguas: “No negamos que han existido problemas internos entre ellos. Pero he hablado con ambos y los dos confirman que este tema está zanjado”.

Se desconoce cuánto duró la relación entre el arquero y Caroline aunque los medios belgas afirmaron que solo se trató de una aventura.

Los futbolistas, en tanto, no volvieron a recuperar la amistad pese a que cada uno rehízo su vida con otra pareja. Desde agosto del 2021 Courtois mantiene un noviazgo con la modelo israelí de 24 años Mishel Gerzig, a quien le pidió matrimonio recientemente y todo apunta a que formalizarán el próximo año.

De Bruyne, por su parte, se casó en 2017 con la modelo belga Michele Lacroix con quien formó una familia en la que tuvieron tres hijos: Mason Milian, Rome y Suri.

Caroline también continuó con su vida y formó una familia con Joris Lindelauf, tal como muestra en sus redes sociales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico