Boca le ganó a Libertad 2-0 y sueña con los cuartos de final

Anoche, el 'Xeneize' se impuso bajo una lluvia torrencial con goles de Ramón Abila y de Mauro Zárate. El partido correspondió a los octavos de final de ida de la Copa Libertadores de América. Carlos Tevez ingresó a la cancha faltando dos minutos para el final del encuentro.

Boca Juniors venció a Libertad de Paraguay 2-0 por el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América que se jugó en La Bombonera bajo una intensa lluvia. El equipo argentino se impuso con goles de Ramón Abila y Mauro Zárate.

Con la presencia de Esteban Andrada en el arco y Zárate en el ataque, Boca salió a presionar al combinado guaraní desde los primeros movimientos. La ansiedad de la hinchada, la lluvia y el frío representaron un condimento extra en el emotivo duelo protagonizado en el Alberto J Armando.

Cuando la preocupación comenzaba a reinar en el cuerpo técnico por un molestia muscular de Wilmar Barrios, Ramón Abila capturó una pelota sucia dentro del área y fusiló a Rodrigo Muñoz. El grito de euforia que dejó el 1 a 0 no dio lugar a los reclamos de los defensores por una mano de Paolo Goltz en la jugada previa, y el estado físico del colombiano pasó rápidamente al olvido. En ese contexto, el ‘Mellizo’ se mostraba conforme por la prematura conquista.

Antes de llegar a la media hora un remate de larga distancia de Edwin Cardona complicó al arquero. A pesar de la debilidad del disparo, el uruguayo dudó y le dejó el rebote al ex goleador de Huracán. De no ser por el sacrificio de Paulo César Da Silva, el delantero hubiera estirado la diferencia.

Unos instantes previos al descanso, el ex Vélez impuso el brillo de su figura con una obra maestra. La construcción de la pared con Ábila, las gambetas cortas y la exquisita definición conformaron la gesta del golazo con el que Zárate dejó su carta de presentación en La Bombonera. El candidato al título comenzaba a cerrar la serie en su casa.

En el segundo tiempo, Abila volvió a tener otra chance para transformar el triunfo en goleada. Otro envío de Cardona en una pelota parada encontró a Abila sin marcas en el borde del área chica, pero la desviada resolución del atacante concluyó la acción por arriba del travesaño. Fue otra clara muestra de la superioridad de Boca ante un rival que nunca estuvo a la altura.

A través de su buena pegada, Cardona se convirtió en uno de los más destacados en la noche porteña. El virtuoso volante colombiano se adueñó de todos los balones detenidos y exigió a Muñoz para amenazar con la llegada de otra conquista. Además se encargó de abastecer a Zárate con sus asistencias, pero el flamante refuerzo no pudo concluir las situaciones de la manera que deseaba.

Otro recurso para llegar al tercero fue la individualidad de Pablo Pérez, quien improvisó una magnífica maniobra para sacarse a dos hombres de encima y habilitar a Cristian Pavón. En el mano a mano el cordobés tuvo innumerables opciones para festejar, pero eligió la incorrecta y Muñoz evitó una nueva caída paraguaya.

El cruce más complejo probablemente llegue en los cuartos de final cuando tenga que enfrentar a Cruzeiro o Flamengo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico