Boca llegó a Ecuador con la ilusión de sacar un buen resultado en la altura

Había dudas sobre si viajar el día del partido o hacerlo antes. Cada vez que hay un partido en Quito, la altura no es un tema menor. Por eso, después de consultar con especialistas y médicos deportólogos, Gustavo Alfaro consideró que lo mejor era estar en esa ciudad poco más de 24 horas antes del choque contra Liga.

Varios hinchas esperaron durante horas en la puerta del hotel Hilton para darle la bienvenida al equipo de Alfaro. Fue un gesto muy lindo ya que en esa ciudad, a 2850 metros del mar, las noches son muy frescas. Los jugadores de Boca, a pesar del cansancio de un largo viaje de casi ocho horas, saludaron, se sacaron algunas fotos y se fueron a cenar para luego descansar y arrancar el martes bien instalados en Ecuador.

La decisión del 'Xeneize' de llegar dos días antes a Quito es llamativa y arriesgada porque la recomendación médica habitual indica que se debe llegar a la altura sobre la hora del partido para reducir los síntomas que provoca la disminución de moléculas de oxígeno en el aire.

"Nos asesoramos con médicos y preparadores físicos con experiencia en la altura", respondió Alfaro sobre los motivos de la estrategia de llegar dos días antes del partido.

Gustavo Alfaro está pensando en jugar ante Liga de Quito con un equipo que sea rápido y que pueda sostener la pelota y no la pierda rápido. A diferencia del equipo que le ganó a Aldosivi en la Bombonera entrarán Lisandro López, Frank Fabra, Alexis MacAllister, Nicolás Capaldo, Eduardo Salvio, Mauro Zárate y Wanchope Ábila.

"Más que la altura, lo que nos tiene que preocupar es la velocidad de la pelota. Hay que poner un equipo rápido y que pueda sostenerla", dijo Alfaro sobre el partido que se viene en Quito.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico