Camarda y Brizuela recibieron 13 años de prisión por el crimen de Leiva

La fiscal solicitó en la correspondiente audiencia de imposición de pena 15 años de prisión para ambos imputados por el homicidio de Walter Leiva, ocurrido el pasado 28 de febrero de 2017. Uno de los imputados saltó y festejó cuando le dio el tiro en la cabeza a Leiva.

Este mediodía se conoció el veredicto de pena en relación al hecho acontecido el pasado 28 de febrero de 2017 que tiene como condenados a Aldo Ezequiel Camarda y a Maximiliano Brizuela. La fiscal solicitó en la correspondiente audiencia de imposición de pena 15 años de prisión para ambos imputados teniendo en cuenta las circunstancias atenuantes y agravantes para el caso. La defensora de Camarda propició el mínimo legal establecido para el delito, 10 años y ocho meses de prisión, al igual que la defensora de Brizuela.

Presidió el acto Mariel Suárez, jueza penal, quién junto a sus pares Alejandro Soñis y Martín Cosmaro integraron el tribunal de debate; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general. Por la defensa de Camarada actuó Viviana Barillari; en tanto que la de Brizuela fue ejercida por María de los Ángeles Garro, ambas defensoras públicas. Por otra parte la sala se encontraba colmada de familiares y amigos de la víctima, acompañados por dos profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima; y también familiares de ambos imputados.

Como antecedente a la audiencia de hoy el pasado 2 de marzo el tribunal resolvió por mayoría declarar penalmente responsables a ambos imputados como “coautores” del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en perjuicio de Walter Leiva.

Hoy finalmente el tribunal por unanimidad estableció la pena de 13 años de prisión para ambos condenados, dictando asimismo la continuidad de su prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme, tal como lo solicitara la fiscal.

EL CRIMEN DE LEIVA

El ilícito ventilado en juicio aconteció el pasado 28 de febrero de 2017, en un pasaje próximo a las calles Adela Small, Los Ciruelos y Gansos Verdes, del barrio Máximo Abásolo. Los imputados Camarda, Brizuela y otra persona más aún no identificada, comienzan a efectuar disparos con armas de fuego, desde la parte alta hacia la baja de la escalera, en dirección a la vivienda de la víctima Leiva.

Éste le dice a su mujer que sacaran su hija menor por el peligro, entonces se dirige al patio a encender el auto, que no arrancaba. En ese momento recibe dos disparos en su vivienda y Leiva efectúa dos hacia arriba, en dirección hacia donde se encontraban tirando Brizuela y la tercera persona no identificada quienes disparaban armas de puño.

En ese instante Aldo Camarda se desplazó del grupo y se ubicó más próximo al quiosco de reja, y desde allí busco una mejor posición para tirarle a Leiva momento en el cual uno de sus disparos le dio a Leiva en la cabeza y al verlo caer comenzó a efectuar saltos de festejos manifestando: “le di! le di!”. El herido es trasladado al Hospital Regional donde pierde la vida, el 2 de marzo de 2017, por paro cardio-respiratorio por orificio de arma de fuego en el cráneo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico