Canal de TV de Roca separó al conductor acusado

La computadora del periodista saltó como parte de una red federal en alerta, por casos de difusión de contenido de abuso sexual infantil. El canal rionegrino adoptó medidas más fuertes y lo sacó de pantalla.

El conductor de “Juntos para Sumar” ya no estará más al aire, al menos hasta que se esclarezcan responsabilidades en el marco de la causa por tenencia y distribución de imágenes de abuso sexual infantil que se investiga en toda la región y en la cual aparece como involucrado.

Desde ayer a hoy, el canal televisivo adoptó una postura más fuerte por considerar de suma gravedad la situación denunciada contra Emiliano Gatti y otros sujetos. El reconocido conductor televisivo de Roca está envuelto en la causa y sería parte de una red federal.

Por lo menos hasta la resolución del caso, que se sigue en los tribunales provinciales, el canal donde trabaja el periodista adoptó la medida de sacarlo de pantalla y lo difundió en sus canales de comunicación este miércoles por la mañana, un día después de la publicación de los hechos.

“A raíz de su situación en la causa por presunta tenencia y distribución de imágenes de abuso sexual infantil, la empresa Canal 10 RTRN ha resuelto separar de sus funciones al conductor Emiliano Gatti, así como también dejar de emitir todos los contenidos que incluyen su figura, como el programa de TV “Juntos para Sumar”, y “Es ahora” en redes sociales”, sentenciaron.

Por otro lado, informaron que desde el área de Legales de la empresa se encuentran analizando los pasos a seguir en referencia al vínculo laboral del conductor con el canal. Además, ratificaron lo dicho el martes sobre el “máximo repudio y condena” a cualquier práctica que vulnere derechos de niños y niñas.

“Cumpliremos con nuestro deber de informar sobre lo sucedido, trabajar comprometidamente y colaborar en toda la extensión de nuestras posibilidades para que se esclarezcan los hechos denunciados”, concluyeron en el comunicado público.

Gatti había sido detenido el martes alrededor de las 6 de la mañana en su casa en calle Tres Arroyos al 1600 y su domicilio allanado por la policía de Rio Negro donde se secuestraron objetos y dispositivos electrónicos. A la tarde, el periodista recuperó la libertad pero sigue imputado y bajo la lupa de la justicia en el marco de la causa que sigue hechos en Cipolletti y Roca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico