Capital Federal y Buenos Aires, los grandes ganadores con los cambios en las contribuciones patronales

La eliminación del esquema de reducción de contribuciones por zona geográfica haría que el efecto final sobre cada uno de los niveles de ingreso difiera en función de la localización.

Los cambios que se introducirían en el sistema de cálculo de las contribuciones patronales beneficiarían más a CABA y Buenos Aires, donde está concentrado el consumo que al resto de las provincias y atentarían contra el desarrollo de las economías regionales que tienen mayores costos de transporte hacia la principal salida de los productos al exterior o hacia el principal mercado de consumo del país.

Las conclusiones derivan de un trabajo de los economistas Nadín Argañaraz y Daniela Cristina del Iaraf que se basa en que los cambios establecen un mínimo no imponible que crece anualmente (el año que viene es de $2.400 mensuales y llega al 2022 a $12.000 de salario bruto) y, de manera gradual, se unifican las alícuotas de contribuciones patronales para el sector privado, para alcanzar el 2022 una única de 19,5%, También se elimina, de a pasos, el esquema de reducción de contribuciones por zona geográfica.

Argañaraz explicó que el sistema da "progresividad" al sistema: "La introducción del mínimo no imponible reduce el porcentaje que se abona efectivamente de contribuciones; como porcentaje del sueldo bruto lo que se paga asciende a medida que aumenta la base".

Las nuevas contribuciones representan el 0,0% de un sueldo bruto de $12.000; el 9,8% sobre uno de $24.000; el 14,6% de uno de $48.000 y el 15,6% de uno de $60.000.

La eliminación del esquema de reducción de contribuciones por zona geográfica haría que el efecto final sobre cada uno de los niveles de ingreso difiera en función de la localización. En términos generales, si se analiza el caso de una industria, CABA es la jurisdicción que más se beneficia porque la modificación le implica una reducción de entre 17 puntos porcentuales para el nivel de ingreso más bajo ($12.000 bruto) y 1,4 puntos porcentuales para el más elevado considerado ($60.000 bruto).

A CABA le siguen ciertas zonas de Buenos Aires (Gran Buenos Aires, tercer cinturón y resto de Buenos Aires), y de Córdoba (Gran Córdoba), con una reducción en este último caso de 15,1 puntos porcentuales.

En el otro extremo, queda Chaco que era el distrito que tenía un tratamiento más beneficioso en términos del esquema de reducción de contribuciones por zona geográfica. En el caso de esta zona, las cargas a ingresar disminuyen en 5,2 puntos porcentuales para un bruto mensual de $12.000; en el resto de los casos caen entre 4,55 y 10,4 puntos porcentuales.

También quedan en un nivel similar la ciudad de Santiago del Estero/La Banda, Salta (Resto Salta), Misiones (Resto Misiones), Jujuy (Resto Jujuy) y Formosa (Ciudad de Formosa), en donde las contribuciones patronales caerían en 6,25 puntos porcentuales.

Según publicó La Nación, para Argañaraz, si el proyecto definitivo que se presenta en el Congreso está en línea con lo planteado hasta el momento, habrá una discusión "importante, muy relacionada con la estrategia de desarrollo regional del país, un tema central de la agenda de políticas públicas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico