Caso Caruso: declaró el policía que lo detuvo tirando piedras

Continúa el debate por "lesiones leves agravadas, desobediencia y amenazas" contra Emanuel Caruso, el hombre que acosó a su ex pareja durante tres años.

En la mañana del presente miércoles se concretó la segunda jornada de debate por lesiones leves agravadas, desobediencia y amenazas en contexto de violencia familiar que tiene como imputado a Emanuel Caruso.

Entre los testimonios de la fecha estuvieron las declaraciones de la madre de la víctima y la de un oficial de servicio de la fuerza policial.

El auxiliar de la Justicia expresó que la madrugada del 12 de octubre de 2019 se encontraba de rondín, acompañado por un suboficial a bordo del móvil, en la zona del domicilio de la víctima, cuando les informan que ésta había requerido presencia policial refiriendo que su ex pareja (Caruso) estaba arrojando piedras a su domicilio.

Al llegar, ven al sujeto en plena acción y éste intenta huir, pero es aprehendido. Asimismo, el policía recordó que pidieron informes y les confirmaron que estaba vigente una medida cautelar de restricción de acercamiento de Caruso hacia la víctima.

El debate fue presidido por Martín Cosmaro, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente María Laura Banco, fiscal general; en tanto que la defensa de Caruso fue ejercida por Ariel Quiroga, abogado de la Defensa Pública. Asimismo, la víctima fue acompañada por una profesional del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD) de fiscalía.

EL LARGO ACOSO

El primer hecho por el que se juzga a Caruso data de octubre de 2019 cuando concurre al domicilio de su ex pareja y le arroja piedras al techo desobedeciendo una prohibición de acercamiento dictada por una jueza de Familia.

El segundo hecho fue cuando la víctima transitaba a bordo de un vehículo, conducido por Caruso y éste la insulta y le exige descender del vehículo, aplicándole golpes de puño que le provocaron lesiones leves.

Cuando un testigo se acercó, Caruso se dirigió a la víctima expresando: “mira lo que te hiciste; vamos al hospital”.

El tercer hecho ocurrió en abril de 2020 cunado Caruso, vulnerando una prohibición de acercamiento y contacto dictada por una jueza penal, hizo una llamada al celular del hijo de la víctima, que era utilizado por ambos, y cuando la víctima atiende es amenazada de muerte por Caruso. “Te voy a cortar en pedacitos, te voy a enterrar en el campo y nadie te va a encontrar”, le dijo entonces el sujeto.

El cuarto hecho se produjo cuando Caruso pasó frente al domicilio de su ex pareja, vulnerando nuevamente una prohibición de acercamiento dictada por una jueza penal.

Estos hechos fueron calificados legalmente como “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género, desobediencia a la autoridad, tres hechos, dos de ellos en concurso ideal con amenazas simples, todos ellos en concurso real”, en calidad de autor para Caruso.

Fue tan intenso el acoso que llevaron a la Justicia a dictar arresto domiciliario para el hombre hasta que se sustanciara el juicio. Y se lo obligó a cumplirlo en una localidad de la Comarca Andina. En todo este tiempo, además, siguió hostigando a la víctima con diversas acciones, como enviándole a su domicilio remises y pedidos de comida que ella no había solicitado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico