Clínicas para tratar la adicción a los celulares

A medida que creció el uso de los smartphones, creció la adicción que estos provocan en sus usuarios, en especial en los adolescentes. Por eso en Estados Unidos fueron apareciendo clínicas que tratan como enfermedad la dependencia que genera la constante conexión tecnológica.

Es la famosa zona de Silicon Valley la que alberga a la mayoría de estos lugares, algunos de lujo, como el caso de Paradigm, una mansión con jardines y cámaras de seguridad que se encuentra en el punto más alto de una colina, a unos 30 km de San Francisco, y recibe a niños y adolescentes de entre 12 y 18 años, a quienes sus padres internaron con el objetivo de que superen la adicción a internet.

Paradigm hospeda sólo a ocho jóvenes simultáneamente, en internamientos forzosos que duran un promedio de 45 días, pudiendo llegar hasta los dos meses, dependiendo del grado de dependencia y las consecuencias asociadas, como la depresión, la ansiedad y la agresividad, que pueda presentar el paciente. Si estás pensando llevar a tu hijo, será mejor empezar a juntar plata porque una noche de rehabilitación cuesta tanto como un celular de alta gama: 1633 dólares.

Dentro de la mansión, los teléfonos móviles, notebooks y tablets están, obviamente, prohibidos. El acceso a las PC, en tanto, queda limitado a las aulas de refuerzo escolar y no tienen posibilidad de ingresar a las redes sociales.

La clínica recibe a un máximo de ocho pacientes por vez, que pagan 1633 dólares la noche.

Aun así, su uso es monitoreado por profesores y psicólogos. Hay horarios para levantarse, estudiar, comer y participar de terapias colectivas e individuales, cuyo objetivo -dicho en lenguaje tecno- es “reprogramar” a los chicos para que puedan reconstruir su relación con la tecnología y volver a acercarse a sus familiares, estudios, amigos y tareas “offline”. La directora del establecimiento, la licenciada Danielle Kovac, lo resume en una frase: “nosotros los desconectamos. Esa es la regla”.

La adicción a internet no es una enfermedad oficialmente reconocida en EE.UU. Para algunos psicólogos y psiquiatras, la adicción sería más bien un síntoma de otros síndromes, como paranoia y depresión, pero no la causa. Para otros, seguiría características idénticas a las de otras dependencias ya conocidas, como el alcohol y las drogas.

En países como Australia, China, Italia y Japón, sin embargo, ya reconocen oficialmente el problema. Y en Corea del Sur la dependencia de internet fue clasificada como “problema de salud pública” y es tratada en hospitales. Según Paradigm, internet puede agravar trastornos de humor y salud mental. “Vemos padres que ni comen con sus hijos porque estos están en Snapchat y pasan 20 horas del día en las redes sociales”, dice la directora de la clínica, Danielle Kovac.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico