Comodoro volverá a tener una oficina que defienda a los afiliados de obras sociales y prepagas

Chubut, que era la única provincia del país sin Superintendencia de Salud de la Nación, volverá a tener una sede. Tendrá oficina en Comodoro pero con nexo con el resto de las ciudades de la provincia y el objetivo es agilizar los reclamos de los afiliados contra las obras sociales y prepagas.

El intendente Juan Pablo Luque recibió al gerente de delegaciones y articulación de la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación, Víctor Urbani, con el objetivo de firmar un convenio entre el Municipio y la entidad para el restablecimiento de una sede en Comodoro que permita defender a los afiliados de obras sociales y prepagas en todo Chubut.

Bajo este convenio, se expresa un trabajo conjunto mediante el cual la Municipalidad aporta el espacio físico y los servicios básicos para el funcionamiento, y la Superintendente de Servicios de Salud de la Nación trae a un delegado que se encargará de realizar todos los trámites de reclamos recibidos y resolver, pues tendrá poder de policía sin necesidad de derivar a Buenos Aires. “De otra manera sería muy difícil para nosotros funcionar. Si es necesario va a funcionar con gente de la Secretaría de Salud del Municipio”, advirtió el gerente.

En ese marco, Urbani valoró que “Chubut era la única provincia del país que no tenía una sede de la Superintendencia, por lo cual nos pusimos en contacto con José Manuel Corchuelo Blasco, que trabaja con el ministro Ginés González García y hablamos con el intendente Luque, que tuvo la mejor disposición para que nos instalemos en Comodoro. La posibilidad surge de esta interacción que tiene que haber entre un Municipio y la Nación: es trabajar en conjunto y sumar para evitar gastos innecesarios y tener el servicio”.

La Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación es el ente que regula el funcionamiento de todas las obras sociales sindicales y prepagas del país; establece el programa médico obligatorio y que supervisa que se cumpla; genera un seguro de enfermedades catastróficas para las obras sociales sindicales; y también se encarga del recupero por parte de los hospitales públicos que atienden pacientes con obras sociales.

Justamente esto último es un viejo reclamo del Hospital Regional que ahora, al tener una delegación en la provincia y específicamente en Comodoro, se va a poder agilizar. “El Hospital Público que tiene un presupuesto determinado para atender a la gente que no tiene obra social, termina pagando un servicio a gente que tiene un aporte para tener a otro pagador que son las obras sociales y eso no debe ocurrir”, explicó Urbani.

En definitiva, Urbani sentenció que “lo importante es que defendamos a quien más necesita que es el afiliado de la seguridad social que no está teniendo la respuesta adecuada para las necesidades que tiene; que si una obra social le está negando algún servicio, sea medicamento, prótesis, cirugía, pueda a través de nuestro delegado hacer un reclamo con mediación local, lo cual va a agilizar los plazos y que el paciente obtenga lo que necesite de forma inmediata”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico