Con el aval de la Fiscalía benefician a uno de los presuntos asesinos de Daniel Vidal

Alejandro Myburgh cumplía prisión preventiva por su presunta participación en el homicidio de Daniel Vidal, ocurrido el 12 de noviembre en el barrio Moure. Su defensora ayer presentó un informe social y solicitó su arresto domiciliario con salidas laborales. Argumentó que no estuvo en la escena del crimen junto a su hermano Jonathan Myburgh. El fiscal abonó esa hipótesis y el juez lo autorizó.

En la sede de los tribunales penales de Comodoro Rivadavia, se desarrolló ayer la audiencia de revisión de la prisión preventiva que cumplía Alejandro Myburgh (30) por su presunta relación con el homicidio de Daniel Maximiliano Vidal (20), quien recibió un disparo en el pecho durante la madrugada del domingo 12 de noviembre en las calles Marinero Sánchez y Berbel.

La víctima era primo de Angel “Leito” Vidal, ultimado de un disparo en la cabeza el 20 de octubre del año pasado en la misma zona del barrio Moure.

El otro imputado por el reciente crimen y considerado por las autoridades judiciales como probable autor material es Jonathan Myburgh (25), quien seguirá en prisión preventiva.

La audiencia estuvo presidida por el juez subrogante, Miguel Caviglia. En primer lugar se explayó el defensor Guillermo Iglesias, quien presentó un informe social elaborado por la Defensa Pública que antes asistía a Alejandro Myburgh.

Recordó que en la anterior audiencia donde se formalizó la causa su defendido declaró que no estuvo en el lugar donde se produjo el ataque a Daniel Vidal. El penalista afirmó que existen indicios que tendrían veracidad y que lo ubicarían fuera del escenario del delito investigado. Con ello el defensor consideró que el peligro de fuga desaparece y que se pude sustituir el lugar de detención de su cliente, en la alcaldía, por un arresto domiciliario con permiso de salidas laborales.

Luego, el fiscal general Héctor Iturrioz argumentó acompañar el pedido del defensor particular y también mencionó la pasada audiencia judicial en la que Alejandro Myburgh aseguró que en el momento del ataque había quedado al cuidado de sus hijos y un sobrino.

“Esto hasta ahora se corrobora con indicios que arroja la investigación”, señaló el acusador público. Además, sostuvo que es más fuerte la presunción de responsabilidad en el homicidio de su hermano Jonathan Myburgh, quien permanece con prisión preventiva.

Ante lo expuesto, el magistrado resolvió beneficiar al imputado con la permanencia continua en su domicilio y con la autorización de salidas laborales. No obstante, ambos hermanos siguen imputados por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de coautores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico