Condenaron a un policía por violencia institucional

Fue por un hecho ocurrido en el 2020 en el barrio INTA de la ciudad de Trelew. El imputado disparó contra un hombre y su esposa. El ministro de Seguridad era Federico Massoni.

Este miércoles, durante una audiencia desarrollada en la sala de audiencias de la Oficina Judicial en Trelew, un policía fue condenado por violencia institucional debido a un hecho ocurrido en el barrio INTA en 2020, durante la pandemia, y cuando el ministro de Seguridad era Federico Massoni.

Durante el debate, las partes arribaron a un acuerdo para la imposición de un juicio abreviado. En el evento estuvieron por el Ministerio Público Fiscal la fiscal general Griselda Encina y la funcionaria Verónica Alabart, en tanto por la parte querellante en representación de la víctima actuó Carlos Pericich, integrante de la oficina de violencia institucional. La defensa del cabo primero J.O.R. fue ejercida por el abogado Osvaldo Heiber.

A su turno, la fiscalía relató que se encuentra acreditado que el 14 de junio de 2020 alrededor de las 23:30 horas, en razón de intervenir en un procedimiento de saturación en el mencionado sector, cuatro funcionarios policiales entre los que se encontraba J.O.R., dependientes de la sección Infantería de Rawson de la policía del Chubut, se encontraban a bordo de móvil con las insignias correspondientes a la institución, conducido por el acusado.

En ese contexto, el imputado primero condujo despacio para luego detenerse frente a la vivienda sita en Gales del barrio INTA, propiedad de R.G.F., donde sin justificación alguna y sin respetar protocolos de uso de armas que llevaban, el cabo primero utilizando un arma anti tumulto, escopeta Mossberg, a una distancia inferior a seis metros, disparó directamente hacia la humanidad del hombre y su esposa, quienes se encontraban en el patio delantero del predio de su domicilio cerrando el portón.

Ese momento fue captado por la hija de la víctima que estaba en el interior del domicilio y filmó con su teléfono celular, aportando las imágenes obtenidas. Como consecuencia de la conducta violenta, R.G.F. sufrió lesiones de distinta consideración que fueron constatadas por el cuerpo médico forense el 16 de junio de 2020.

Por todo lo expuesto, la fiscalía explicó que la parte acusadora y querellante entendían que la conducta desplegada se encuentra enmarcada en las previsiones del artículo 105 en relación al 104, segundo párrafo y en función al artículo 80 inciso 9 del Código Penal, como el delito de abuso de armas agravado por haber sido cometido abusando de su función o cargo por ser miembro de las fuerzas policiales, en concurso ideal con el delito de lesiones leves agravadas por abusar de su función o cargo por ser miembro de las fuerzas policiales en carácter de autor. Artículo 92 en relación al artículo 89 inciso 9, 45 y 54 del Código Penal.

Por su parte, el cabo primero J.O.R. admitió su participación en los hechos dados a conocer y prestó su conformidad para la aplicación del instituto de juicio abreviado, por lo que el juez Gustavo Castro informó que homologará en los próximos días la resolución mediante la que se condena al acusado a una pena de dos años de prisión en suspenso, más cuatro años de inhabilitación especial.

Cabe destacar que también por este hecho, durante esta mañana comenzó el juicio oral para el subcomisario F.D.H., la cabo I.S.D. y la cabo S.A.F., quienes se encontraban en el interior del móvil policial en aquel momento, habiendo percibido y posteriormente tomado conocimiento por el estado público que tomó el suceso, omitieron el deber de denunciar los hechos a sus superiores administrativos y Ministerio Público Fiscal.

Fuente: Jornada

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico