Confían en que las clases se retomen el lunes 7

Antes de que concluya la semana, desde el gobierno convocarían a dirigentes sindicales para efectuarles una oferta concreta. El gobierno contaría con el respaldo de intendentes y dirigentes de la oposición. Los docentes ya sienten el desgaste de 11 semanas de paro y 55 días lejos de las aulas.

El gobernador Arcioni ya impartió instrucciones a los miembros del gabinete para que sumen a la mesa negociadora a intendentes de peso y con experiencia política, para acercar posiciones con los gremios.

El viernes pasado se sentaron en la mesa Adrián Maderna y Ricardo Sastre, quienes ahora tendrán un rol activo en las negociaciones con los dirigentes gremiales del valle.

Maderna logró un avance importante cuando sentó en la mesa al dirigente de Sisap, Carlos Sepúlveda, y al ministro de Salud, Adrián Pizzi. La idea es que otros intendentes sigan el mismo camino de diálogo.

Esta semana, desde el entorno del gobernador llamarán al radical Sergio Ongarato, y a otros intendentes cordilleranos para que también hagan intentos de mediar con los sectores más intransigentes de la comarca. Mientras que el vice intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, sería el interlocutor con los sectores combativos de la zona sur.

También en el oficialismo dan como un hecho que van a llamar a la diputada del Frente de Agrupaciones, Florencia Papaiani, para seguir sumando voces a la mesa de concertación, y a otros dirigentes de gremios del sector privado, que podrían hablar de igual a igual con los estatales.

PROPUESTA MEJORADA

Entre lunes y martes el gobernador presidirá una reunión con el ministro de Economía, Oscar Antonena, y demás miembros del gabinete para rever el esquema del escalonamiento salarial. En el gobierno están manejando diversas alternativas para llevarles a los gremios una propuesta de pagos que permita descomprimir el conflicto.

El gobierno quiere allanar el camino para seguir discutiendo la salida del escalonamiento salarial, pero con los alumnos en las aulas. Son varias los esquemas de pago alternativos que trascendieron en los últimos días.

En general, las variables apuntaban a reducir los plazos del pago escalonado. Pero desde el gobierno manejan estas posibilidades con extrema cautela y no piensan hacer ningún anuncio hasta tener la seguridad plena de que van a poder cumplirlo.

En paralelo, no son pocos los docentes que comienzan a regresar a las aulas, en sintonía con los auxiliares que lo harán este lunes. Es que sienten el desgaste de 11 semanas de conflicto que implican 55 días fuera de las aulas.

En tanto, la simpatía que su causa tuvo en un principio en el resto de la sociedad se vio resentida la semana pasada en el sur, cuando tomaron la playa de tanques que afecta a toda la sociedad, así como ocuparon la histórica Escuela 1 para que los trabajadores de la educación que aún dictaban clases, ya no puedan hacerlo.

Este hecho les significó una denuncia en el Juzgado de Paz de Comodoro Rivadavia que podría tener consecuencias en las próximas horas.

Fuente: El Chubut

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico