Cuatro hermanos se entregaron por la tortura seguida de muerte de un joven de 17 años

Marcelo Fabian Ibáñez (35), Sebastián Iván Ibáñez (26), Ángel Ibáñez (33) y Kevin Ibáñez (19) ya están a disposición de la Justicia. Hasta el momento solo el menor habría intentado fugarse llegando sólo hasta Paso de Indios. Mañana todos atravesarán la audiencia de control de detención.

Tal como lo describe El Patagónico, la Brigada de Investigaciones llevó adelante durante las últimas horas del lunes una serie de allanamientos domiciliarios en donde primero individualizaron el lugar en que Alan Nahuelmilla (17) y otro joven de 19 años fueron golpeados y torturados. En medio de estos procedimientos se detuvo a dos hombres, sospechosos.

Se trata de Sebastián Iván Ibáñez (26) y Ángel Ibáñez (33), hermanos. El primero fue aprehendido durante operativo - en Ruta 26- que se montó a las 19 cuando el trabajador petrolero regresaba a su casa en la calle Mahuida del barrio San Cayetano.

Mientras que el segundo fue detenido una hora más tarde en calle Mahuida al 2.300. Un familiar habría manifestado ante los investigadores que tenía intenciones de entregarse a la Justicia.

Hoy martes, cerca del mediodía, quedó detenido un tercer sospechoso: Kevin Ibáñez, de 19 años, en la localidad Paso de Indios. El joven quedó alojado en la comisaría de Los Altares y se esperaba su inmediato traslado a Comodoro.

Solo unas horas más tarde, alrededor de las 15:30 horas se presentó en la comisaria de Mosconi, junto a su abogado Mauro Fonteñez, el último hermano Ibáñez que era intensamente buscado por la Brigada de Investigaciones, se trata de Ibáñez Marcelo Fabian, el hombre de 35 quedó detenido.

Mañana a las 12:30 todos los hermanos Ibáñez serán sometidos a la audiencia de control de detención en la Oficina Judicial.

TODOS LOS AGRESORES SERIAN DEL MISMO CIRCULO FAMILIAR

Alan Nahuelmilla, junto con un segundo adolescente (19) - este medio reserva su identidad para no entorpecer la investigación - fue interceptado por un grupo de personas para hacerlos subir por la fuerza a un vehículo. Allí fueron introducidos a un domicilio de la calle Los Duraznos al 1.600 donde quedaron rastros de la feroz golpiza que sufrieron.

Se investiga si la víctimas estuvieron relacionadas con un robo de vivienda y si los damnificados habrían recurrido a la justicia por mano propia.

Un grupo de al menos cinco personas agredieron brutalmente a los adolescentes, provocándole la muerte a Alan Nahuelmilla.

Una vez que fueron liberados, Nahuelmilla llegó malherido hasta la casa de un familiar en la calle Los Plátanos al 3400. Cuando ingresó al patio se desvaneció y falleció a las horas en el Hospital Regional.

Fuentes oficiales ligadas a la investigación del caso, describieron ante este medio que el otro joven (19) evoluciona favorablemente y se encuentra asistido por Asistencia a la Victima, dependiente del Ministerio Público Fiscal.

En las próximas horas, desde la Fiscalía se pedirá el anticipo de jurisdicción de prueba y rueda de reconocimiento, describieron.

EL TESTIMONIO DEL SOBREVIVIENTE ES CLAVE Y DESMIENTEN UN ABUSO SEXUAL

La fiscal general Camila Banfi esta mañana diálogo con El Patagónico y se refirió a las diligencias que se desplegaron ayer, que terminaron con la detención los dos hermanos Ibáñez.

Desde el Ministerio Público Fiscal creen que de la agresión que terminó con la muerte de Alan participaron cinco personas. Hay tres detenidos y otras dos personas están identificadas. Todas serían del mismo círculo familiar.

Ayer circuló en un medio periodístico que Nahuelmilla junto con el otro adolescente habrían sido abusados sexualmente durante las más de tres horas de torturas a las que fueron sometidos, algo que fue desmentido por la fiscal Banfi. “Es totalmente falso y está descartado totalmente” expresó.

TRES HORAS DE TORTURA UNO LE CORTARON LA OREJA CON UN ALICATE

Durante la mañana de ayer se desarrollaron siete allanamientos en distintos puntos de esta ciudad, aunque las principales diligencias se centraron en la calle Los Duraznos al 1.600 donde se hallaron rastros de sangre que indicarían que Nahuelmilla y el otro joven habrían sido llevados y golpeados en una de esas viviendas.

La fiscal explicó que fueron más de tres horas de torturas que se habría dado en el patio de esa vivienda. “Todos (los sospechosos) los golpearon a los chicos, a uno de ellos le cortaron la oreja con un alicate, le pegaron con la cachas de las cuatro armas (de fuego). Todos ejercieron violencia” graficó Banfi.

También la fiscal fue consultada sobre la versión que se investigaba y que tiene que ver con que si la víctima estuvo relacionada con un robo de vivienda y si los damnificados habrían recurrido a la ´justicia por mano propia´.

“No sabe, no hay denuncias, ni testigos que acusen a los chicos” aclaró y agregó que surgió un dato en las últimas horas que daba cuenta ambos adolescentes frecuentaban un grupo de pertenecía barrial con antecedentes policiales.

Sebastián Iván Ibáñez (26) y Ángel Ibáñez (33), que se encuentran detenidos en la Seccional Segunda y Tercera, respectivamente, mañana serán sometidos a la audiencia de control de detención.

En el caso de que los detenidos sean declarados responsables del crimen les podría caber la pena de 25 años a prisión perpetua por los agravantes del hecho que incluyen una víctima fatal, menor de edad, el secuestro mediante la tortura para obtener alguna información.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico