Dejó el CV, se probó un buzo y escapó sin pagar

El audaz sujeto cometió el delito en un comercio de la calle San Martín esta mañana. Enseguida lo detuvieron.

Poco después de las 10.30 de este martes, un joven de 21 años, posteriormente identificado por la Policía como Maximiliano Ezequiel Cisero, ingresó a Casa Triax –en San Martín y Pellegrini- para dejar sus antecedentes laborales, ya que manifestó estar más que dispuesto a trabajar en ese lugar. Y ya que estaba decidió preguntar por algunas prendas de vestir. Y se probó una.

Eligió un buzo de color negro y marca Adidas, valuado en 10.199 pesos. Se miró en el espejo, hizo algunos mohines y en cuanto el empleado que lo atendía miró para otro lado, huyó. Tras él, el sorprendido trabajador. En tanto, comenzó a sonar la alarma que llevaba el buzo y el audaz comenzó a correr por las veredas y calles del centro. No tuvo fortuna.

IND(86).jpg

Es que por el lugar pasaba el móvil 1027 de la Seccional Primera y sus tripulantes lo primero que vieron fue al agitado empleado del comercio haciéndoles señas. Enseguida les contó lo ocurrido y les señaló la dirección en la que había escapado el joven que supuestamente buscaba empleo.

Efectivos policiales lo alcanzaron en Rivadavia 363 y tras detenerlo e identificarlo, avisaron lo ocurrido al Ministerio Público Fiscal, desde donde se dispuso el secuestro de la prenda de vestir con testigo civil.

También se avisó el hecho a la Oficina Judicial, desde donde tras consultar con la jueza Daniela Arcuri se decidió que Cisero permaneciera detenido hasta el momento de la audiencia de control, lo cual tendrá lugar este miércoles.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico