Denunciaron que familiares de excombatientes no pudieron viajar a Malvinas

No todos los familiares consiguieron viajar a la ceremonia en el cementerio Darwin en las Islas Malvinas. El diputado Guillermo Carmona denunció que al padre del soldado José Rodríguez le dijeron que no había lugar, pese a que llevaron invitados. Investigan si hubo más casos.

El pasado lunes, un grupo de 214 familiares viajó a las islas Malvinas a despedir los restos de 90 soldados identificados que yacen en el cementerio de Darwin. Pero no todos tuvieron la oportunidad de cerrar la herida: Alberto Rodríguez, padre del soldado muerto en combate José Luis Rodríguez, reclama que desde la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, que encabeza Claudio Avruj, lo dejaron afuera del vuelo porque “no había lugar”.

Sin embargo, las imágenes muestran que otras personas, ajenas a la causa, sí pudieron viajar. “Lo grave es que se bajaron familiares para subir amigos del Gobierno”, denunció el diputado del FpV-PJ por Mendoza Guillermo Carmona, en diálogo con PáginaI12, y adelantó que hoy presentarán a la Cámara de Diputados un pedido de informe para acceder al listado de personas que viajaron, especificando si se trata de funcionarios o familiares.

En una reunión que el martes pasado convocó a los familiares de los soldados identificados en el cementerio Darwin, al bloque de diputados del FpV-PJ y al Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (Cecim) de La Plata, Rodríguez comentó entre lágrimas que había sido excluido del viaje, con el argumento de que no había lugar en el vuelo que llevaría a los familiares a Malvinas.

Desde la secretaría que lidera Avruj, le ofrecieron a Rodríguez viajar en otra ocasión, “quizás en julio” –según contó Carmona en Twitter–, cuando se avance con la identificación de otros 30 soldados. Según Hugo Robert, presidente del Cecim La Plata, Rodríguez aceptó la oferta de la Secretaría de Derechos Humanos “porque pensó que eran todos familiares y no quiso que quede nadie afuera por su culpa”.

Pero el mismo lunes, aparecieron fotografías que dan cuenta de que del viaje participaron personas que no eran ni familiares, ni funcionarios estrictamente vinculados con los procesos de identificación de los cuerpos, ni miembros del equipo de médicos y psicólogos. Uno de ellos es Federico Gómez, un politólogo de la Universidad Nacional de La Plata cercano al diputado de la UCR-Cambiemos por la provincia de Buenos Aires Alejandro Echegaray, que se define a sí mismo como un “apasionado por Malvinas”.

“Yo estoy en contacto con la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur y ellos me invitaron”, dijo Gómez a PáginaI12 y sostuvo que investiga “el proceso de identificación como multiplicidad de políticas públicas”. Sin embargo, lo que se desprende del diálogo con Carmona y Robert, es que Gómez es un ex funcionario de la Municipalidad de La Plata, que oficia como “asesor ad honorem” de Echegaray y que participa del Observatorio Parlamentario Cuestión Malvinas de la Cámara de Diputados, pero sin una vinculación formal. Además, Carmona definió al único académico invitado al viaje como “un militante de Cambiemos”.

Robert consideró que el caso de Alberto Rodríguez es “insólito” porque fue excluido de todo el proceso de identificación de su hijo –debido a que la familia está separada desde mucho antes de comenzada la guerra–, aunque es quien figura como beneficiario de su pensión.

No obstante, Carmona sostuvo que, además del caso de Rodríguez, hay más familias que tampoco pudieron viajar porque desde la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Relaciones Exteriores no contemplaron las particularidades de cada caso y sólo permitieron que viajen dos miembros por familia. “Esto merece un pedido de disculpas públicas y una explicación. Que asuman responsabilidad por lo que han hecho, que es sumamente grave”, expresó el diputado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico