Denunció a sus abusadores y se suicidó

Una adolescente de 13 años publicó un video en sus redes sociales en el que denunció haber sido víctima de abuso sexual y expuso a los abusadores. Los vecinos incendiaron la casa y el auto de los sospechosos.

El domingo pasado se vivieron horas de extrema tensión en el barrio Agostini, en la localidad bonaerense de Pilar, donde un numeroso grupo de vecinos decidió quemar la casa y el auto de la familia de Sasha G., una menor de 13 años, al enterarse de que se había quitado la vida poco tiempo después de denunciar en sus redes sociales que habría sido víctima de abuso sexual por parte de al menos seis personas, entre las que se encuentran dos de sus familiares: el padrastro y su hermanastro. Uno de los mencionados fue linchado a golpes.

Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, tras el ataque, se inició una causa de oficio en la UFI N°1 de Pilar a cargo del fiscal Raúl Casal, para saber qué hay detrás de la trágica muerte. La causa fue dirigida luego a la UFI de Violencia de Género de la jurisdicción, a cargo de la doctora María José Basiglio, al creer, precisamente, que habría elementos

Aparentemente, Sasha decidió terminar con su vida el pasado jueves 3 de noviembre después de publicar un video en su perfil de Instagram en el que expuso una sucesión de imágenes en las que se la observa primero a ella y después fotos de cuatro hombres y dos mujeres, que serían los presuntos abusadores.

“Me quitaron la vida, me la arrebataron”, escribió la adolescente en su posteo, con música de fondo y algunas fotos ilustrativas sobre el abuso infantil. Y completó: “Triste aquel día / el sol se apagó / lloraron las flores / lloraron los ángeles”. El texto corresponde a un fragmento de tema Que la Vida Vale, de la cantante mexicana Natalia Lafourcade, quien en 2021 reveló que sufrió violencia de género en sus relaciones.

Ante la viralización de la noticia, una turba enardecida de al menos 300 vecinos salió a hacer justicia por mano propia frente a la casa de la menor, según confirmaron fuentes policiales a Infobae. Prendieron fuego el inmueble y un coche, y además se enfrentaron con el personal policial que había concurrido al lugar, luego de linchar a uno de los sospechosos. Sin embargo, la furia no se apaciguó con ese ataque.

El lunes, vecinos y conocidos decidieron hacer una movilización a la Escuela Secundaria Nº18 de Agostini para reclamar por el esclarecimiento del hecho, ya que, de acuerdo con medios locales, creen que parte de la responsabilidad de la muerte recaería en el colegio. La marcha comenzó de forma pacífica, pero de repente el número de personas fue en aumento hasta que la tensión otra vez invadió la escena y nuevamente se generaron disturbios.

Esta vez, frente al establecimiento educativo, donde ocasionaron daños materiales e incendiaron gomas. Fue por eso que se decidió resguardar el colegio con apoyo de distintos grupos policiales de la Provincia de Buenos Aires.

“Sasha me contó en el baño del colegio que era abusada por un vecino, su padrastro y su hermanastro, pero que su mamá no le creía”, expresó una amiga de la víctima en diálogo con el diario local Resumen. Otra allegada a Sasha manifestó: “Ella dio aviso a muchos adultos, profesores, perceptores y directivos de su colegio y nunca la ayudaron en nada. Ella sufrió muchísimo y lo peor es que buscó ayuda y no la ayudaba nadie”.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico